Todos entendemos lo que es el equilibrio, pero pocos son los corredores que son conscientes de su importancia y olvidan trabajarlo y mejorarlo.

Para darte cuenta de la importancia del equilibrio, piensa en un niño de un año intentando caminar.

Imagina la situación, y verás que probablemente no puede caminar debido a la falta de equilibrio y cada paso que intenta dar  todo el tiempo cae.

Si ahora que eres un adulto te sucediera eso mientras corres, no llegarías a ningún lugar y probablemente la frustración sería tan grande que te quedarías en el piso quejándote.

Para entender la importancia del equilibrio, basta con considerar que cuando corremos, nunca tenemos los dos pies sobre el suelo, ya que cuando uno toca el suelo, el otro está en el aire y nuestro centro de gravedad se encuentra siempre moviéndose hacia adelante.

Así, al dar cada zancada  y pisar con uno de nuestros pies, nuestro cuerpo utiliza nuestra musculatura para mantener el equilibrio y no caernos al piso,  y allí radica gran parte del gasto energético que tenemos al correr.

Ante ello, tener un buen equilibrio  es clave para lograr una buena técnica de carrera, ya que si con cada zancada perdemos el equilibrio, la técnica se vería afectada además de obligar a músculos que no debieran trabajar   al pisar con uno de nuestros pies

Por último, ¿cual es la manera de mejorar nuestro equilibrio como corredores?

– fortalecer músculos de la cadera.

– fortalecer músculos de piernas y pies.

-corriendo.

-realizando ejercicios específicos para trabajar el equilibrio.

data-ad-format="rectangle"

-fortalecer abdominales y espalda baja.

Imagen |  Marquette La
Loading...