less pain
flickr photo by Peter Mooney http://flickr.com/photos/peterm7/14499370976 shared under a Creative Commons (BY) license
Loading...

No dejamos de escuchar o leer la célebre frase  “no pain, no gain” , algo así como “sin dolor no hay ganancia”. En gimnasios, en parques, en camisetas, en videos e imágenes motivadores.

Si bien es una frase que puede resultar sumamente motivadora para muchos, para quienes comienzan a practicar cualquier actividad física (como el running), puede ser una frase extremadamente peligrosa.

Creer que para que haya ganancias en tu rendimiento necesitas de sentir dolor en tu cuerpo es un error peligroso. Por ello, en este artículo te mostraremos la antinomia del “no pain, no gain”; una filosofía de entrenamiento mucho más apropiada y segura.

“Less pain, more gain”

La antinomia del “no pain, no gain” es el “less pain, more gain” que significa menos dolor, más ganancias.

El significado es bastante simple, cuanto menos dolor sientas antes, durante y después de los entrenamientos, más ganancias obtendrás.

Vale aclarar que hablamos de dolor, no de la incomodidad normal de un entrenamiento intenso o largo (que en su justa dosis es necesario y recomendado).

El dolor es la señal que te entrega tu cuerpo indicándote que algo no está bien, ya sea en forma previa a la producción de una lesión o cuando la misma se ha producido.

No interpretar este dolor como una señal de que debes bajar las cargas de entrenamiento y dejar que tu cuerpo se recupere es la forma perfecta de aumentar los daños, lesionarte y/o aumentar la gravedad de la lesión.

Aunque esto parezca fácil, la realidad indica que no es una cuestión nada simple.  No confundas la incomodidad o el malestar que puede generarte un entrenamiento o una carrera con un verdadero dolor. No confundas el cansancio muscular luego de una semana dura, con el dolor que te impide caminar o moverte con normalidad.

El éxito verdadero y duradero como corredores (no nos referimos a ganar competencias únicamente) requiere de tiempo y de un esfuerzo sostenido y consistente; en decidir día tras día salir a correr y disfrutar de cada kilómetro que corremos.

Para convertirte en un mejor corredor, no hay caminos rápidos y por ello, el único secreto para mejorar y lograr correr mas rápido o mayor cantidad de kilómetros, es la consistencia, la capacidad de mantener una conducta a lo largo del tiempo.

Con dolor, molestias y/o lesiones será imposible entrenar de forma consistente y constante. El inevitable resultado será que no mejorarás tus rendimientos.

Por ello, recuerda “less pain, more gain”, cuanto menos duela, más ganancias obtendrás.

data-ad-format="rectangle"

https://runfitners.com/2013/07/tres-sintomas-de-que-estas-lesionado-y-debes-dejar-de-correr/

flickr photo by Peter Mooney http://flickr.com/photos/peterm7/14499370976 shared under a Creative Commons (BY) license

Loading...