falsas creencias
Loading...

Los alimentos que un corredor consume, son los que permiten contar con la energía necesaria para poder correr y los nutrientes esenciales para poder estar saludables.

Sin una buena alimentación, será imposible que el rendimiento deportivo de un corredor sea el óptimo y por ello es vital evitar cometer errores.

Lamenteblemente, dentro del mundo del running hay una buena cantidad de falsas creencias, que generan errores que pueden ser importantes y repercutir en la salud y el rendimiento.

A continuación, te mostramos algunas de las falsas creencias que más escuchamos entre corredores:

“Hay que estar a dieta para correr más”

Hay una gran diferencia entre estar a dieta y comer de forma inteligente para optimizar el rendimiento y mantener la salud.

Llevar una dieta que signifique la reducción exagerada de calorías y nutrientes, puede provocar la falta de energía necesaria para realizar actividad física y hasta las actividades diarias mas básicas. Además de energía, la falta de nutrientes puede dificultar tu recuperación posterior a los entrenamientos, debilitar tu sistema inmune, y otras tantas consecuencias negativas que se pueden generar.

Si sobran unos kilos, habrá que reducir los dulces, grasas y alcohol, a la vez que se toman más productos integrales y menos refinados. Habrá que ir perdiendo peso muy poco a poco y no de golpe. Estar a dieta no es la solución para rendir más, debemos cuidar nuestra alimentación pero sin hacer drásticas restricciones calóricas.

 “Los corredores pueden comer todo lo que quieran porque luego lo queman”

Cuando entrenamos tenemos un mayor gasto energético que hace que se quemen más calorías y haya que comer más, pero también se generan mayor gasto de otros nutrientes esenciales.

Por ello si comemos por ejemplo muchos dulces, estaremos consumiendo calorías vacías que solo servirían para cubrir nuestras necesidades energéticas y nos llevarían a un agotamiento paulatino de otros nutrientes que nos llevarían a una merma en el rendimiento.


La obsesión de un corredor, no deberían ser las calorías, sino los nutrientes. 


“Los deportistas de resistencia tienen que comer mucha pasta”

Las harinas y las pastas son fuentes de carbohidratos, pero no son las únicas ni las mejores. Las frutas, las verduras, los cereales y otros tantos alimentos pueden darnos un excelente aporte de hidratos de carbono que funcionen como combustible para nuestros entrenamientos.

No limites tu consumo a harinas y pastas, incluir hidratos de carbono que sean nutritivamente densos te será muy beneficios para encontrarte saludable, enérgico y libre de lesiones.

Además, cuando realizamos una actividad física fuerte, como es correr,necesitaremos ingerir no solo más hidratos de carbono (pasta, arroz, patatas, fruta,…) sino también más cantidad de proteínas (carne, huevos, pescado,…) y de grasas (aceites, frutos secos, etc).

data-ad-format="rectangle"

 “Hay que tomar muchos suplementos para recuperarnos mejor de los entrenamientos”

La base para recuperase antes de los entrenamientos y competiciones está en una alimentación equilibrada, variada y bien balanceada.

Aunque parezca una redundancia, muchos lo olvidan: los suplementos existen para suplementar tu dieta cuando esta no resulta suficiente o las exigencias a las que sometes a tu cuerpo son demasiado altas.

Es por ello que no debemos basar nuestra alimentación en los suplementos sino en las distintas comidas que se realizan lo largo del día. No te olvides que no existe ningún alimento mágico y la virtud estará en la suma de todos los alimentos y no de uno solo.

“Los corredores no pueden comer grasas”

Las grasas son esenciales para una alimentación equilibrada, el problema estaría en abusar de ellas y tomar grasas no adecuadas como las saturadas y las trans.

Hay que tomarlas con moderación y que su origen sean los frutos secos, el pescado azul o los aceites vegetales saludables como el de oliva. Si restringimos radicalmente las grasas podemos tener problemas de salud (a nivel hormonal) y carencias (vitamínicas).

“Hay que tomar muchos frutos secos para recuperarnos del esfuerzo de un entrenamiento”

Después de un entrenamiento necesitamos productos de fácil asimilación como zumos, fruta o yogures, mientras que los frutos secos (almendras, anacardos, avellanas, nueces,…) son de asimilación lenta al contener mucha fibra y lípidos, por lo que no son el tipo de alimento más adecuado para después de entrenar, aunque tengan muchas propiedades para nuestra salud. Opta por dejarlos para otras comidas del día.

MIGUEL ANGEL RABANAL SAN ROMAN

Miguel Ángel es Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Experto en Dietética y Nutrición Humana por la Universidad de León. Postgraduado en Masaje y Osteopatía en Pekín por la Asociación Médica China. Entrenador Superior de Atletismo, Natación, Ciclismo y Triatlón. Director de las Escuelas de Running y Triatlón “Intelligent-Interval” con sedes por toda España. Asesor-redactor de varias revistas y web deportivas. Marcas personales: 31 min. en 10 km, 1 h 10 min. en medio maratón, 2 h 32 min. en maratón y 4 h 21 min. en medio IronMan.

Email: rabanalsanroman@gmail.com / Web: www.intelligentrunning.es  /Facebook: www.facebook.com/ENTRENAMIENTOINTELIGENTE

flickr photo by Peter Mooney http://flickr.com/photos/peterm7/16834960867 shared under a Creative Commons (BY-SA) license

Loading...