temperatura
Loading...

Son muchos los corredores que elijen salir a correr cada día sin importar los factores climáticos que se presenten en su ciudad: lluvia, calor, viento, nieve, etc.

Claro que cada uno de nosotros tiene su estación favorita del año y disfruta mas correr con determinado clima (hay quienes prefiere el calor y quienes aman el frío).

Mas allá de gustos, estos factores climáticos afectan en forma directa nuestro rendimiento cuando corremos y es bueno conocer estos efectos.

El Estudio

Por ello un grupo de investigadores realizó un Estudio muy extenso e interesante, analizando los resultados de los años 2001/2010 de 6 de las maratones mas importantes del mundo: París, Londres, Berlín, Boston, Chicago y New York.

De esta manera, recopilaron la información de los participantes (tiempos de llegada a la meta) de todas estas maratones, dando como resultado un campo de investigación de  1.791.972 corredores para las 60 carreras (6 carreras por 10 años).

Además de ello, se tuvo en cuenta el clima correspondiente a cada carrera por hora y se registró:

.-La temperatura del aire,

.- La humedad,

.- La temperatura de punto de rocío (temperatura a la que empieza a condensarse el vapor de agua contenido en el aire, produciendo rocío, neblina o, en caso de que la temperatura sea lo suficientemente baja, escarcha)

.-La presión atmosférica.

Asimismo, se registró respecto a cada carrera las concentraciones de polución de aire.

Los resultados

Al analizar los resultados obtenidos, los investigadores concluyeron:

– El parámetro ambiental con mayor influencia en el rendimiento deportivo fue la temperatura del aire.

data-ad-format="rectangle"

– El segundo parámetro que afectó el rendimiento fue la humedad.

– El punto de rocío y la presión atmosférica, sólo tuvo una leve influencia y no afectó los niveles de rendimiento.

– En cuanto a los contaminantes atmosféricos, el dióxido de nitrógeno (NO2 -se forma como subproducto en los procesos de combustión a altas temperaturas, como en los vehículos motorizados y las plantas eléctricas) tuvo la correlación más significativa en el rendimiento.

Asimismo, los investigadores detectaron que  la temperatura óptima en la que las corredoras de elite alcanzaron la velocidad máxima en las 60 carreras fue de  9,9 ° C  y que un aumento de 1 º C de esta temperatura óptima dio como resultado una pérdida de velocidad de 0,03%.

Finalmente, concluyeron que las temperaturas óptimas para correr a máxima velocidad para hombres y las mujeres, varió entre 3,8 ° C y 9,9 ° C de acuerdo a cada nivel de los competidores.

Otro dato importante obtenido de la investigación  fue que, con temperaturas más cálidas de aire,  existió un mayor porcentaje de abandonos durante la carrera.

Imagen |  matsuyuki
Loading...