corriendo
Loading...

No suele gustar cuando una pregunta no tiene una respuesta, o por lo menos no tiene una sola respuesta. Y este es un ejemplo más de esa incomoda inexactitud; no existe un horario ideal para correr.

Si bien es cierto que a nivel fisiológico y dentro del alto rendimiento se pueden buscar ciertos horarios para distintos tipos de entrenamientos, pero la diferencia es poca y no tiene demasiado sentido en la práctica amateur.

En estos casos generalmente las obligaciones laborales, familiares y sociales suelen marcar la agenda y muchas veces no hay varias opciones al momento de elegir el horario.

Sí es cierto que hay un mejor horario para cada persona, y a veces es posible acomodar la agenda para elegir el momento más adecuado, por ello evaluaremos las ventajas y desventajas de cada periodo del día.

Ventajas y desventajas

MAÑANA

Por la mañana tiene varios puntos a favor:

– Suele ser menos probable que por cambios en la agenda tengas que cancelar el entrenamiento

– Te ayuda a empezar el día con más energía

– En verano la temperatura es la más amena del día y es una buena adaptación a las competencias, ya que suelen ser por la mañana.

Correr por la mañana tiene en contra que requiere de una mayor entrada en calor por venir de un periodo de baja actividad (más aún en invierno), es necesario empezar el día más temprano y habituarse a un desayuno nutritivo para no correr en ayunas.

MEDIODÍA

[adrotate banner=”36″]

Correr al mediodía tiene el beneficio de que suele ser un momento libre entre las ocupaciones de la mañana y la tarde. En muchos trabajos, se suele dar una hora de almuerzo dentro de la jornada laboral y aprovecharla para correr puede ser una alternativa.

Por otro lado, en verano puede ser muy caluroso y es inevitable postergar el almuerzo para después del entrenamiento a veces llegando con el tiempo muy justo a cumplir con todo antes de la actividad de la tarde.

data-ad-format="rectangle"

TARDE

Por la tarde, estás bien despierto y alimentado, es menos probable lesionarte y puede servir para liberar el estrés del día.

Por otro lado en días muy calurosos puede no ser el mejor momento y modificaciones en la agenda diaria pueden llevar a sacrificar este tiempo en post de otros compromisos.

NOCHE

La noche puede ser una muy buena opción en verano, las demandas laborales suelen no interferir y es una buena forma de terminar el día.

Por otro lado, es necesario buscar circuitos iluminados o correr el riesgo de tropezarse, la calidad del aire es peor y se acumula el cansancio de todo el día.

No existe un momento ideal, sino el mejor momento para cada runner. Lo ideal sería probar todos los horarios varias veces,para hallar el más apropiado para cada caso.  Las sensaciones son muy personales y las diferencias entre un momento y otro son grandes, por lo que sólo queda vivir cada experiencia y descubrir cual disfrutamos más plenamente.

flickr photo by Chicago Running Tours & more http://flickr.com/photos/cityrunningtourschicago/19671878804 shared under a Creative Commons (BY) license

Loading...