Tal vez no lo sepas, pero la cúrcuma es la especia responsable de que la mostaza tenga su color característico.  la especia de color amarillo brillante, prima del jengibre tiene muchas mas propiedades que servir de colorante para este genial aderezo.

Esta especia, que se genera de la raíz de la planta de la cúrcuma longa, obtiene sus múltiples beneficios de un antioxidante llamado curcumina y ha sido utilizada desde siglos por la medicina tradicional india, que siempre destacó  sus poderes para curar enfermedades inflamatorias que van desde el síndrome del intestino irritable hasta enfermedades como  la artritis y tendinitis. Además, puede ayudar a combatir las infecciones y a tratar problemas digestivos.

Justamente estas propiedades antiinflamatorias, hacen de la cúrcuma una especia perfecta para los corredores, ya que nos puede ayudar a bajar la inflamación y aliviar el dolor luego de entrenamientos duros o carreras en las que compitamos.

Lamentablemente algunos estudios indican que la cúrcuma no es fácilmente absorbida por el organismo humano (2 gramos de cúrcuma no se detectan en el suero tras ser ingerida). Sin embargo,  la absorción de la cúrcuma mejora considerablemente si se ingiere con pimienta negra, por lo que así recomendamos consumirlo.

Asimismo,  debemos resaltar que existen estudios que las altas temperaturas incrementan la habilidad del cuerpo para asimilar sus nutrientes y vernos beneficiados de todas sus propiedades.

Por último, existe otro beneficio sin que haga falta consumir esta especia, ya que es  considerada como un antiséptico natural y un agente antibacteriano por lo que puede ser utilizado en desinfectar cortes superficiales (como las que nos hacemos si nos tropezamos corriendo)  y quemaduras leves.

Utilizar la cúrcuma y otras especias en nuestras comidas, no sólo nos dará un mejor sabor sino que además nos brindarán estos beneficios.

Loading...