fondos
Loading...

Los entrenamientos de fondos o tiradas largas tienen por  objetivo correr una distancia mayor (más kilómetros) o mayor cantidad de tiempo (más minutos) que en el resto de tus entrenamientos.

Un entrenamiento de fondo o tirada larga clásico se corre en su totalidad a un ritmo aeróbico (no muy rápido), de manera que puedas  mantener una conversación sin esforzar tu respiración.

Los beneficios de los entrenamientos de fondo son múltiples y por eso son entrenamientos que todos los corredores deberían incorporar a su plan de entrenamiento sin importar la distancia para la que entrenen.

Sin embargo, para obtener esos beneficios, es necesario ser inteligente al momento de realizar el entrenamiento de fondo.

Por ello, a continuación te contamos los tres errores que arruinarán tus entrenamientos de fondo:

1.- Correr demasiado rápido

Existen diferentes variantes a los entrenamientos de fondo y cada uno tiene sus objetivos primordiales.

Si bien en algunos tipos de fondo especiales, pueden existir intervalos donde deberías correr a ritmos más rápidos, el ritmo óptimo para correr un entrenamiento de fondo es un ritmo aeróbico, lento y de baja intensidad.

Pocos son los corredores que se equivocan y corren demasiado lento los entrenamientos de fondo, pero son demasiados los que creen que más rápido es mejor (y se equivocan).

Correr demasiado rápido en tus entrenamientos de fondo, aumentará tu cansancio, te hará correr menos kilómetros y aumentará las posibilidades que te lesiones.

Una buena forma de descubrir tu ritmo óptimo para correr los entrenamientos de fondo es utilizando la calculadora Mc Millan ingresando aquí (busca el ritmo de “long run”).

2.- No hacer rutina de recuperación 

Los entrenamientos de fondo son uno de los entrenamientos más duros y exigentes a los que nuestro cuerpo se enfrenta.

El entrenamiento de fondo es el entrenamiento de mayor volumen semanal; es decir, es la sesión donde se corre una mayor cantidad de kilómetros y por ello es necesario que apenas terminemos de correr, comencemos a trabajar en nuestra recuperación.

Sin embargo, muchos corredores terminan los entrenamientos de fondo, estiran unos minutos y luego se tiran en su casa a comer y ver la tv.

data-ad-format="rectangle"

Para sacar el máximo provecho de los entrenamientos de fondo, es necesario que realices una buena rutina de recuperación cómo la que recomendamos en este enlace.

3.- Correr más de lo que deberías

Correr más de lo que deberías en tus entrenamientos de fondo, es otra de la forma de arruinar sus efectos y aumentar las posibilidades de lesionarte.

Según la distancia para la cuál te estés preparando, existen algunas pautas para definir la cantidad de kilómetros que deberían tener cómo máximo tus entrenamientos de fondo (aquí puedes ver nuestras sugerencias).

Sin embargo, cualquier pauta o consejo que puedas escuchar, debe ser adaptado a tus condiciones físicas y estada de forma actual.

Si intentas aumentar demasiado rápido la cantidad de kilómetros o tiempo que correrás en tus fondos, generarás demasiado estrés en tu cuerpo y te sobreentrenarás y/o sufrirás lesiones.

Por ello, te recomendamos que tengas en cuenta nuestras recomendaciones para definir la duración de tus entrenamientos de fondo, pero que seas inteligente y responsable a la hora de aplicarlos en tu plan de entrenamiento.

IMPORTANTE

Por último, ten en cuenta que tu entrenamiento de fondo nunca debe durar más de la suma total de tus entrenamientos semanales.

 

Loading...