ERRORES
Loading...

Nota: Este es un artículo elaborado por Victor García, corredor olímpico, Entrenador Nacional y Licenciado en Ciencias del Deporte

Cuando se acerca la competición para la que hemos estado entrenado, es normal que aparezcan los miedos y las dudas: “¿estaré bien?, ¿no estaré bien? ¿he entrenado lo suficiente? ¿me habré pasado?…”

La tranquilidad es un factor determinante y muy a tener en cuenta, si antes de las carrera dejamos que estas dudas nos invadan, correrás el peligro de que te resten energía y que los nervios te consuman.

Ante ello, lo más importante es tener seguridad en uno mismo e inundar nuestra cabeza con pensamientos positivos. Si pensamos en negativo, el día de la competición todo saldrá mal, porque nos hemos predispuesto para ello.

Sin embargo, si durante la semana previa a la competición nos preparamos pensando en positivo y confiando en nosotros mismos, en la competición sacaremos el máximo y podremos dar todo lo que llevamos dentro.

La semana de la competición es una semana especial y por ello no debes caer en estos cuatro errores que arruinarán tu rendimiento:

I- Entrenar más de la cuenta

En la semana previa a la carrera, todo está hecho, no por entrenar más esa semana vamos a correr más el día de la competición.

Al contrario, si entrenamos en exceso vamos a llegar cansados y no podremos rendir al 100%.

No pasarnos y llegar descansados será fundamental de cara a la competición.

II.-Probarnos en los últimos entrenamientos

Otro error que muchos corredores cometen, es probarse en los últimos entrenamientos, realizando entrenamientos extremadamente duros.

No hay que probar cómo estamos en ese último entrenamiento antes de la competición; perderemos ese cartucho que nos puede servir en la competición.

Guarda toda tu energía para el día de la carrera, seguramente las vayas necesitar!

data-ad-format="rectangle"

III.- Cambiar las rutinas

Antes de una carrera no cometas el error de cambiar tus rutinas y rituales diarios.

Por ejemplo, si no estás acostumbrado a dormir 10 horas por la noche, no lo hagas! Si estás acostumbrado a dormir 7 horas, puedes descansar un extra, pero no pasarnos y dormir 10 horas. Nos descentrará y nos dejará demasiado ‘plof’.

IV.-  Modificar la alimentación

En la semana previa a una carrera, no es momento de hacer pruebas y de cambiar la alimentación.

No es momento de probar ni cambiar nada, porque lo único que podemos conseguir si hacemos eso es caer en un resultado negativo.

Utiliza tus entrenamientos para probar cual es la mejor alimentación para tí, y una vez que la hayas encontrado, utiliza la misma el día de la carrera.

Víctor García: Atleta de élite (medallista Europeo 2012 y olímpico Londres 2012) – Licenciado en Ciencias del Deporte y Entrenador Nacional de Atletismo

Loading...