ventoso
Loading...

En las carreras de largas distancias, el clima puede ser determinante. Muchas veces se habla de la temperatura o de la lluvia, incluso de la humedad. Pero hay un factor clave, que pocas veces es analizado: el viento.

Para obtener buenos resultados en las carreras, primero hay que lograrlo en los entrenamientos. Por lo que, en esta oportunidad, analizaremos el viento en los entrenamientos, y como obtener el mejor provecho de él.

El viento es una condición climática muy variable, en comparación, por ejemplo, a la temperatura. En cualquier momento puede aumentar, disminuir o cambiar de dirección. Por ese motivo, se debe estar preparado para cualquier posibilidad en competencia. Es fundamental, aceptar cualquier posibilidad en los entrenamientos.

CONSEJOS ESENCIALES PARA ENTRENAR CON VIENTO

Excepto situaciones peligrosas para la integridad física, no se debería modificar ni cancelar ningún entrenamiento a causa del viento.

Esto no quiere decir que no puedan, y deban, cambiar los ritmos. Pero el tipo de entrenamiento que se planificó para ese día, se debería respetar, entendiendo que el mismo viento puede acontecer en la carrera.

Si es importante, en caso de un viento fuerte, puede ser recomendable evitar entrenar basado en el pulsómetro, es preferible escuchar más al cuerpo, principalmente si el viento sopla en el sentido que se corre, o sea, a favor.

También se deben modificar los ritmos planeados, no la estructura, para el entrenamiento, entender que lo que siempre se busca al entrenar es una cierta intensidad fisiológica, esta se representa con un ritmo que se supone es condiciones climáticas buenas. Si el viento atenta contra el ritmo, a favor o en contra, se debe mirar menos el reloj y escuchar más al cuerpo.

Entrenar con viento tiene una doble ventaja a nivel psicológico. Primero, fortalece la mentalidad, no sólo la fuerza que ejerce, sino el constante sonido, puede ser muy desgastante, sobreponerse a esa adversidad aumenta la fuerza mental. Segundo, prepara la cabeza para lo que pueda suceder en carrera, es decir, que sople mucho viento.

Si se pueden elegir correr viento a favor o en contra, como regla general, en periodo de pretemporada, es preferible el viento en contra, para estimular la fuerza, mientras que en la etapa precompetitiva es mejor viento a favor, para promover la velocidad. Así también, en pasadas cortas, es más recomendable el viento a favor.

A nivel de técnica de carrera, cuando sople viento en contra, es una excelente estrategia, imaginar lo contrario: que sentimos el viento a favor. Eso ayudará a una mejor postura y un menor desgaste mental.

En cuanto a la vestimenta, es preferible utilizar ropa ceñida que no flamee y genere una mayor resistencia extra al viento. También puede ser prudente reforzar la hidratación, ya que se aumenta al sudoración al estar la piel seca más rápidamente. Por último, la combinación de bajas temperaturas y viento puede ser muy perjudicial si no se está bien equipado, prevenir enfriamientos en estas condiciones es una medida de salud.

El viento siempre sopla para donde estamos, depende de nosotros cómo icemos nuestra bandera.

flickr photo by jesse? http://flickr.com/photos/jesssseeee/5434924216 shared under a Creative Commons (BY) license

data-ad-format="rectangle"
Loading...