esprint final
Loading...

Terminar una carrera y traspasar la línea de meta caminando o a muy baja velocidad, no es la mejor forma de hacerlo.

Como contrapartida, traspasar la meta corriendo a toda velocidad (al hacer un esprint final), tiene un doble efecto positivo para los corredores que se encuentran preparados para hacerlo.

Por un lado, tiene un efecto psicológico positivo, ya que genera la sensación de que hemos logrado terminar la carrera con energía como para correr a altas velocidades.

El otro aspecto positivo del esprint final es sobre terceros, ya que aquellos que hayan asistido a la competición para verte llegar, lograrán verte terminar la carrera como si fueras todo un profesional. Asimismo, para tus contrincantes, puede ser desmoralizante ver que alguien puede correr tan rápido a metros de la línea de llegada, y probablemente ni intenten superarte;  de esa manera, lograrás una mejor ubicación en la clasificación final.

Ahora bien, para estar preparados para el esprint final, es necesario que además de practicarlo en tus competiciones, entrenes adecuadamente para realizarlo y por ello en esta nota, te contaremos como una simple forma de incluir entrenamientos para el esprint final de una carrera.

El esprint final

El esprint final de una carrera, consiste en una aceleración explosiva, cuya duración deberemos regular en base a nuestras capacidades y estrategias de la carrera, donde intentaremos adelantar a la mayor cantidad posible de competidores y disminuir lo máximo posible  nuestra marca para la competencia.

El riesgo del esprint final, es que sí lo iniciamos demasiado rápido, podemos llegar a agotarnos antes de la línea de meta, lo que nos obligará a disminuir la velocidad.  Asimismo, si lo iniciamos demasiado tarde, podemos desaprovechar una gran oportunidad de mejorar nuestros tiempos.

Por ello, ser precisos en el momento en el que iniciaremos el esprint final, es sumamente importante y para ello, conocernos y saber medir que tanta energía tenemos para hacerlo, es clave.

Lamentablemente, a diferencia de un vehículo donde sabemos en forma muy precisa cuanto combustible tenemos y cual es su autonomía, en el ser humano puede llegar a ser mas difícil.

Si asistes a una carrera con el objetivo de obtener una mejor marca (personal best), inevitablemente deberás aceptar que durante el total de la distancia te someterás a una incomodidad que irá en aumento luego de cada kilómetro.

Por ello, la mejor forma de practicar el esprint final de  una carrera, es durante los entrenamientos duros que realices durante tu plan de entrenamiento.

Para entrenar el esprint final, te recomendamos que en las 6 semanas previas a tu próxima carrera, comiences a incorporar aceleraciones explosivas en el final de tus entrenamientos duros (tempo, fartlek, fondos, etc).

data-ad-format="rectangle"

Para evitar el riesgo de lesiones, te recomendamos que estas aceleraciones las vayas incorporando de forma progresiva y que vayan aumentando en distancia poco a poco (empieza con una aceleración final de 100m, luego 200m , etc).

El objetivo es que cuando la incomodidad ha llegado a niveles elevados (como cuando estás culminando un entrenamiento duro), acostumbres a tu cuerpo y mente a dar un poco mas y de esa manera, puedas hacerlo el día de tu próxima competición.

Por último te recomendamos, que prestes mucha atención a tu técnica de carrera mientras corres a altas velocidades y evites cometer el error que muchos cometen (puedes verlo aquí).

RELACIONADO

GIMNASIO: LOS SEIS BENEFICIOS PARA LOS CORREDORES

 http://www.flickr.com/photos/37882873@N00/5688071602/in

Loading...