corredores felices
Loading...

Seas un corredor principiante o experimentado, es normal que cada día desees mejorar, correr mas kilómetros y/o correrlos mas rápidos.

Para lograrlo, es necesario que entrenes, te esfuerces y fortalezcas tu cuerpo y tu mente.

Para que puedas lograr tus objetivos y mantenerte alejado de lesiones, es necesario que conozcas la diferencia que existe entre el entrenamiento negligente y el entrenamiento inteligente.

ENTRENAMIENTO NEGLIGENTE VS. ENTRENAMIENTO INTELIGENTE

Tu cuerpo necesita de estímulos para “obligarlo” a mejorar y en un corredor, gran parte de esos estímulos provienen de los entrenamientos.

Aunque tu cuerpo es poderoso y tiene una excelente capacidad de adaptación, tiene sus límites  y cuando los sobrepasas y lo exiges mas de lo que puede dar, es normal que aparezca el sobreentrenamiento, los malos rendimientos y/o lesiones.

Entrenamiento negligente es entrenar duro constantemente, superando los límites de adaptación de tu cuerpo.

Asimismo, entrenas de forma negligente cuando entrenas duro y cometes graves errores nutricionales, que te impiden contar con los nutrientes esenciales para soportar las exigencias físicas de los entrenamientos.

Aún aquellos que tienen un plan de entrenamiento adecuado y se alimentan correctamente, cometen actos negligentes al llevar hábitos que afectan su salud y rendimiento (como fumar, abusar alcohol, dormir pocas horas, etc).

Claro que muchos de nuestros lectores, no entrenan para ganar campeonatos ni carreras, pero ello no significa que deban ser negligentes,  ya que las lesiones pueden ser un verdadero problema.

El problema que solemos observar, es que hay muchos corredores que no logran obtener los resultados que pretenden (no adelgazan cómo quisieran, no logran las marcas que desean, no lograr ser tan buenos como quisieran, etc) y en la mayoría de los casos es que desean obtener los resultados sin tener que esforzarse lo suficiente por ello.

ENTRENAMIENTO NEGLIGENTE

Algunas conductas negligentes que debes eliminar inmediatamente:

Alimentación basura

Elimina alimentos basura y procesados. Selecciona alimentos en su estado natural, frutas y verduras deberían abundar en la dieta de todo corredor.

– Alcohol y drogas

Aléjate del alcohol y las drogas, no solo afectan tu rendimiento sino también tu salud.

data-ad-format="rectangle"

– Fiestas y excesos

Si te gusta ir de fiesta, dormir poco y comer/beber mucho es importante que comiences a ser mas medido. 

– Entrenamientos duros

Los entrenamientos duros son parte de todo plan de entrenamiento, pero nunca debes hacerlos en forma exagerada. Aunque parezca increíble, gran parte de los entrenamientos de tu plan, deberían ser a un ritmo tranquilo y relajado. Conoce los beneficios de correr lento, ingresando aquí.

EL ENTRENAMIENTO INTELIGENTE

Evitar las conductas negligentes, no quiere decir que tengas que ser perfecto (aunque nos encantaría), pero sí te recomendamos que seas muy inteligente a la hora de definir tus objetivos y trabajar para lograrlos.

Cuantas mas conductas inteligentes adquieras, mas fácil será que obtengas los resultados que desees.

El esfuerzo tiene que ser realizado de manera inteligente, permitiendo que nuestro cuerpo asimile los entrenamientos que realizas.

Correr no tiene que doler, debes aprender a distinguir incomodidad de dolor; sentir incomodidad en determinados entrenamientos es correcto (los entrenamientos de velocidad, por ejemplo), pero de ninguna manera pienses que correr con un dolor en tus rodillas, tobillos o cualquier parte de tu cuerpo es normal.

Probablemente, estos dolores sean los anuncios que te da tu cuerpo para que entiendas que estás haciendo algo mal; son los dolores que debes aprender a escuchar para evitar que te lesiones.

El descanso, siempre debe formar parte del entrenamiento inteligente de todo corredor, ya que es lo que permite encontrar el equilibrio entre los estímulos que le das a tu cuerpo con tus entrenamientos y su capacidad para recuperarse, repararse y convertirse en mas fuerte.

Para que puedas recuperarte correctamente es clave que duermas, ya que gran parte de los procesos de repación se producen mientras dormimos y cuanto menos duermes menos tiempo dispone tu cuerpo para hacerlo y mas difícil será soportar las exigencias físicas y mentales de tus entrenamientos.

Asimismo, invertir buena parte de nuestro tiempo en la recuperación de los daños producidos cómo consecuencia de los duros entrenamientos será clave.

Algunas conductas inteligentes que te recomendamos adquirir son las siguientes:

– Establece objetivos y planifica

Entrenar sin objetivos (cualquiera sea), es un gran error que muchos corredores cometen.

No solo contribuye al estancamiento, sino que suele ir acompañado de la falta de planificación.

Para entrenar de forma inteligente, es importante que sepas que es lo que deseas lograr (objetivos) y que hayas analizado como intentarás conseguirlo (planificación)

– Dormir poco

La falta de sueño  aumenta nuestra sensación de cansancio, lo que puede afectar tu deseo de practicar actividad física y la percepción del agotamiento frente a entrenamientos o carreras.

Los efectos negativos surgen al dormir menos de 6 horas y se minimizan al superar las 8 horas de sueño. Por ello, recuerda dormir diariamente mas de 6 horas.

– Alimentación

Los alimentos que consumes diariamente, son los que te permiten tener la energía para correr y los nutrientes necesarios para repararte y recuperarte luego de los entrenamientos.

Si consumes alimentos y bebidas que no aportan nutrientes y/o que pueden afectar a tu recuperación (como el alcohol o la marihuana) será inevitable que afecten tu salud y rendimiento.

Si de las cuatro comidas que consumes diariamente (28 semanales) dos de ellas están compuestas por alimentos basura y poco nutritivos, el resultado es: una alimentación donde el 50% es comida basura.

Intenta esforzarte en lograr que el 70/80% de tus comidas sean nutritivas, comer limpio probablemente sea la mejor opción

[learn_more caption=”Imagen”] .flickr.com/photos/funkdooby/15200550952[/learn_more]

Loading...