Entrenamiento FULL BODY en una silla [solo 10 min]

Esto te va a gustar! Hoy te vamos a mostrar un entrenamiento diferente. Mira el video y descubre un entrenamiento de solo 10 minutos para trabajar todo tu cuerpo. Lo único que vas a necesitar es un poco de espacio y una silla.

Entrenamiento FULL BODY en una silla

Hoy vas a descubrir que una silla no solo sirve para sentarse.

Descubre un entrenamiento de cuerpo completo en el que solo usarás una silla.

Activa prácticamente todos los músculos de tu cuerpo con este entrenamiento super efectivo.

No te lo puedes perder.

Espero que te haya gustado el entrenamiento y que hayas sentido como han trabajado cada uno de tus músculos.

5 Tips para quemar más calorías

Ya sabes que cuando haces ejercicio, tu metabolismo se acelera, lo que te lleva a quemar calorías y a consumir tus reservas de grasa.

Lo que tal vez no sepas es que cuando terminas tu entrenamiento, tu cuerpo está trabajando para recuperarse por sí mismo, que es cuando se produce el efecto de la postquemadura.

Este fenómeno de consumo de calorías y grasas se denomina más oficialmente «consumo excesivo de oxígeno después del ejercicio», o EPOC.

Este término se refiere a la cantidad de oxígeno necesaria para que el cuerpo recupere su nivel normal de función metabólica en reposo.

Su cuerpo está usando más calorías mientras trabaja para volver a su estado normal.

En un estudio, los sujetos que hicieron un ciclo de 45 minutos quemaron un promedio de 190 calorías más en las horas posteriores al ejercicio que en los días en que no hicieron ningún tipo de ejercicio.

Si desea deshacerse de su barriga cervecera o de esos embarazosos michelines, estos consejos y trucos aumentarán sus niveles de EPOC para quemar más calorías después del ejercicio.

Lea, practique y disfrute de los resultados.

Nunca te saltes el calentamiento

Tu metabolismo es lo que funciona para convertir los nutrientes que has consumido en trifosfato de adenosina, también llamado ATP, que es el combustible que tu cuerpo necesita para la actividad muscular.

Se produce con oxígeno usando las vías aeróbicas o sin oxígeno usando las vías anaeróbicas.

Cuando usted se sube por primera vez a la cinta de correr o hace la primera serie de rizos de bíceps, su cuerpo utiliza el ATP almacenado en las vías anaeróbicas, que no requiere niveles constantes de oxígeno.

Pasan de cinco a ocho minutos antes de que puedas usar eficientemente las vías aeróbicas, que requieren un estado constante de oxígeno y proveen a tu cuerpo de ATP.

Use estos cinco a ocho minutos para calentarse y así podrá maximizar su uso de oxígeno y energía.

El ejercicio que exige más a las vías de energía anaeróbica aumenta la necesidad de oxígeno y, por lo tanto, mejora el efecto del EPOC.

Haga su entrenamiento extra intenso

En lugar de preocuparse por el tiempo que se ejercitó, concéntrese en la intensidad.

Los entrenamientos de alta intensidad como Tabata o una rutina de HIIT (entrenamiento a intervalos de alta intensidad) hacen que tu ritmo cardíaco bombee rápida y eficientemente.

Alternativamente, el entrenamiento en circuito puede proporcionar un efecto similar.

El ejercicio vigoroso pone más tensión en el cuerpo, manteniendo al cuerpo quemando calorías durante horas después de que el entrenamiento haya terminado.

No sólo disfrutará de un mayor nivel de EPOC, sino que también podrá perder peso más rápidamente, desarrollar más rápidamente los músculos y aumentar su capacidad aeróbica.

Comer comidas más pequeñas

Como la mayoría de la gente, puedes estar condicionado a comer tres comidas grandes al día.

Si quieres acelerar tu metabolismo y quemar grasa, este es un hábito que querrás repensar.

Cada vez que come, el metabolismo de su cuerpo aumenta ligeramente, por lo que cuanto más a menudo coma, mayor será el número de veces que su metabolismo se acelere.

Esto no significa que debas comer tres comidas completas más tres refrigerios diarios.

Debes concentrarte en repartir las tres comidas que normalmente consumes en seis u ocho comidas más pequeñas.

Comer varias comidas pequeñas al día hará que su metabolismo aumente, lo que provocará una mayor quema de calorías.

Muscle & Fitness recomienda comer cada mini comida cada dos o tres horas, asegurándose de no pasar más de tres horas sin comer.

Siempre incorpore el entrenamiento de fuerza

Ya hemos hablado de cómo las sesiones cardiovasculares intensas pueden estimular el EPOC, así que ahora veamos lo que puede hacer el entrenamiento de fuerza.

Según Greatist, levantar pesos pesados con relatividad cortos períodos de recuperación entre los aumentos de la demanda en su cuerpo de una manera similar.

Y la mejor manera de lograr este efecto es a través de movimientos compuestos, que desafían a múltiples grupos musculares al mismo tiempo.

Sin embargo, lo que realmente quieres es apuntar a periodos cortos de descanso para cosechar las mayores recompensas, así que lo harás mejor si te obligas a ser honesto usando un cronómetro.

De lo contrario, puedes encontrarte fácilmente perdiendo el tiempo entre series.

Consigue esa proteína en tu dieta

Después de que hayas completado el ejercicio del día, come un bocadillo lleno de proteínas.

Las proteínas, especialmente las del suero, aseguran que sus niveles de metabolismo se mantengan altos después de su entrenamiento.

La proteína toma más energía para que su cuerpo la digiera y absorba que los azúcares y los carbohidratos, dejando a su cuerpo en una sobrecarga mientras trabaja para descomponer los alimentos.

Este proceso acelerado conduce a una mayor quema de calorías y grasas en las próximas horas.

Además, si buscas reemplazar la grasa con músculo magro, las proteínas ayudan a tu cuerpo a lograrlo.

Otros entrenamientos quemagrasa

Quema 700 calorías en 30 minutos! QUIERO VER