Loading...

Terminar una carrera con un esprint final  es una espectacular manera de acabar una competencia, porqué podemos sentir que volamos por unos segundos.

Esta aceleración explosiva que realizaremos en los últimos metros de una carrera, te permitirá adelantar a una mayor cantidad de competidores y disminuir lo máximo posible nuestra marca para la competencia.

En una carrera, nunca es bueno intentar cosas nuevas (estrenar ropa o calzado, probar nuevas bebidas para hidratarnos, etc), ya que al no estar acostumbrados puede significar mayor cantidad de riesgos que de beneficios.

Realizar un esprint final sin tener la experiencia necesaria, puede ser peligroso por lo que resulta recomendable practicarlo antes de implementarlo en una competencia.

Por ello, en el día de hoy te queremos presentar un entrenamiento de intervalos divertido y exigente que será una buena manera de entrenar la velocidad además de servirnos para practicar el esprint final.

Entrenamiento de intervalos para el esprint final 

Este ejercicio de intervalos, es ideal para carreras de 8k/10 k  y es recomendable para corredores acostumbrados a realizar este tipo de entrenamientos y que se encuentren en la etapa de especificidad de su plan de entrenamiento.

El entrenamiento de intervalos que te sugerimos es el siguiente:

– 10/15 minutos de trote suave
– 1600 metros a ritmo de 10km
– 2 minutos trote suave (intervalo de recuperación)
-1200 metros a ritmo de 10 km
– 2 minutos trote suave (intervalo de recuperación)
-800 metros a ritmo de 10 km
– 2 minutos trote suave (intervalo de recuperación)
– 400 metros a ritmo de 5 km
– 2 minutos trote suave (intervalo de recuperación)
– 200 metros de esprint final

Para conocer el ritmo indicado para correr cada intervalo te recomendamos utilizar la calculadora Mc Millan y para seleccionar el terreno donde realizar este entrenamiento ingresa aquí.

Imagen |  Matt-Richards
Loading...