geles
Loading...

Los geles, gomitas y bebidas deportivas,  son suplementos cada día mas utilizados por corredores.

Estos suplementos son fáciles de transportar y de consumir; y aportan una elevada cantidad de hidratos de carbono simples que evitarán el agotamiento de nuestras reservas de glucógeno.

Lamentablemente, el principal beneficio (energía rápida) de estos suplementos, también puede ser su principal problema y a continuación te contaremos las razones. 

Suplementos y sus azúcares

Todos los alimentos con hidratos de carbono que consumimos (líquidos o sólidos), contienen azúcares en cualquiera de sus formas (maltosa en la cerveza; sacarosa en el azúcar refinado; lactosa en lacteos; fructosa en frutas).

Al ser digeridos, los azúcares (glucosa) ingresan al torrente sanguíneo y el páncreas los detecta y libera insulina, la hormona  que facilita que la glucosa que circula en la sangre penetre en las células y sea aprovechada cómo energía.

Cuando se genera un aumento rápido de la glucosa en sangre, el páncreas libera una cantidad igualmente grande de insulina para lograr que el índice de glucosa en sangre disminuya.

Los geles, gomitas y bebidas deportivas, contienen distintos tipos de azúcares y cuando un corredor los consume es normal sentir un incremento de energía, debido al rápido crecimiento del nivel de  glucosa en sangre.

Estos suplementos tienen un importante efecto en nuestro cerebro al lograr una mayor circulación de glucosa en nuestra torrente sanguíneo y de esta manera lograra “despertarnos” (la glucosa es combustible para nuestro cerebro).

Los problemas de estos suplementos

Lamentablemente estos niveles caen al poco tiempo de consumirlos y por ello, suele ser necesario continuar consumiéndolos para evitar sentir la falta de energía.

Sin experiencia y con pocos conocimientos, solemos observar que muchos corredores abusan de estos suplementos (consumen muchos, los mezclan, etc) y allí comienzan los problemas.

El consumo excesivo de azúcar provoca una elevación de los niveles de insulina, lo cual afecta la oxidación de grasas.

Es decir, al consumir suplementos con elevadas cantidades de azúcar (en forma exagerada), le “decimos” a nuestro cuerpo que utilice menos grasas cómo combustible y mas glucosa.

Aunque en distancias cortas, esto no representaría un inconveniente mayor; en distancias largas, los efectos pueden ser realmente molestos.

data-ad-format="rectangle"

Nuestro cuerpo utiliza cómo principales fuentes energéticas a las grasas y los hidratos de carbono (almacenado cómo glucógeno).

Mientras que la grasa es una fuente casi inagotable de combustible; el glucógeno no dura mucho y resulta imposible que sus depósitos alcancen para cubrir una carrera de larga distancia (cómo el maratón).

Por ello, decirle a nuestro cuerpo que deje de utilizar grasas (o minimice su uso), puede ser una causa mas para agotar nuestro combustible y sentir los síntomas del famoso “muro”.

Asimismo, el abuso del consumo de bebidas, geles y gomitas, puede producir malestares estomacales importantes que te obliguen a detener la marcha y tener que recurrir en forma inmediata al baño.

Ademas de esas molestias estomacales, el abuso de estos suplementos (con las subidas y bajadas de glucosa en sangre), puede generar que en vez de sentirte energizado te sientas débil y fatigado.

Por ello, sé inteligente al consumirlos; no abuses; practica en tus entrenamientos y evita utilizarlos en distancias donde resultan completamente innecesarios (cómo una carrera de 10k).

Loading...