error
Loading...

Lamentablemente, Las lesiones  son moneda común entre corredores y son pocos los que pueden pasar una temporada entera sin sufrir alguna de ellas.

Ante la aparición de una lesión, en  cualquier corredor surge el pánico y las dudas sobre si es conveniente continuar entrenando o detenerse.

Pese a que todo corredor lesionado muere de deseos de recuperarse rápidamente, es normal encontrar que la gran mayoría de los corredores cometen un grave error que les impide recuperarse correctamente.

A continuación, te contaremos cuál es este grave error y te daremos algunas recomendaciones para que puedas recuperarte y volver a correr rápidamente.

El gran error del corredor lesionado

Ante una lesión, la gran mayoría de los corredores suelen actuar de dos formas diferentes:

1) Visitan a un profesional médico, para que diagnostique y defina el tratamiento a seguir.

2) Dejan de correr porque saben que están lesionados.

En el primer caso, es normal (aunque existen excepciones) que el profesional recomiende visitar al fisioterapeuta (no mas de 2/3 veces por semana durante algunas semanas) y realizar reposo hasta que los síntomas desaparezcan.

Aunque, visitar a los profesionales médicos resulta esencial para diagnosticar la lesión, determinar el tratamiento y evitar aumentar la gravedad de la lesión; en muchos casos vemos que el abuso del reposo como forma de tratamiento.

Aunque en determinadas lesiones (como una fractura), el reposo suele ser la mejor alternativa terapeútica, en otras tantas lesiones el reposo absoluto y la inactividad puede ser un grave error que no ayudará a que te recuperes.

 

ARTÍCULO RELACIONADO

LA IMPACIENCIA DEL CORREDOR LESIONADO

Así, muchos corredores pasan de realizar duros entrenamientos, a un sedentarismo absoluto, que no solo no ayuda  a que te recuperes, sino que aumenta las posibilidades de que te lesiones al volver al correr ya que la inactividad puede debilitar partes claves de tu cuerpo.

Algunas veces nuestro cuerpo necesita ayuda para repararse completamente  y determinadas cargas de trabajo pueden ayudar a los tejidos a recuperarse con mayor facilidad.

data-ad-format="rectangle"

No seas de esos corredores que no hacen absolutamente nada para recuperarse y permitir a su cuerpo repararse correctamente.

Claro que para determinar con exactitud qué hacer necesitarás de criterio (para que no empeores las cosas) y determinados conocimientos.

Justamente eso es lo que te proponemos, si estás lesionado no caigas en el error de la inactividad (no solo física), analiza, estudia y descubre como puedes ayudar a tu cuerpo a recuperarse mas rápido.

¿Qué hacer?

– Estudiar las causas que te provocaron la lesión

Aun cuando el reposo es el mejor tratamiento indicado, no hacer absolutamente nada respecto a tu lesión es un grave error.

Mientras dure tu lesión es un excelente momento para estudiar y analizar cuales fueron las causas que la generaron y cuales son los errores que cometiste para que así suceda.

Aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a descubrir las causas de tus lesiones.

– R.I.C.E en la fase aguda de tu lesión

El término R.I.CE. es un acronismo para las palabras en inglés: “rest”, “ice”, “compression” y “elevation” y preferimos utilizar este en vez de su análogo en español, ya que resulta mucho mas fácil de recordar.

Justamente estas cuatro palabras, son las que definen está técnica de tratamiento de lesiones y consiste básicamente en la realización de estas cuatro técnicas especialmente durante las primeras 48/72 horas de producida la lesión o ante lesiones crónicas cuando la inflamación se encuentra presente, como en muchas tendinitis.

– Continúa fortaleciendo

Para evitar el debilitamiento muscular, en lesiones tendinosas, articulares y en algunas musculares, existen dos formas de fortalecer tus músculos sin afectar tu recuperación ni agravar la lesión.

– Abre tu mente

Por último recuerda, existen muchísimos tratamientos diferentes y variadas alternativas para tratar lesiones.

Aunque probablemente, tu profesional médico intente recomendarte lo que crea mejor para tí, es bueno saber que existen diferentes técnicas y formas de encarar el tratamiento de una lesión.

Ante una lesión, abre tu mente y tu sentido analítico, busca alternativas y trabaja en forma conjunta con tu cuerpo para permitir que se recupere rápidamente.

La kinesiología, la osteopatía, técnicas de activación muscular, pilates, yoga son algunas de las técnicas que pueden ayudarte a prevenir y tratar una gran cantidad de lesiones de corredores.

Nunca dejes de visitar a tu médico ni que una lesión te aleje de tus objetivos. Si has sufrido una lesión, no caigas en la depresión, y busca la forma de recuperarte rápidamente de ella.

Aprovecha el tiempo y continua trabajando en las zonas de tu cuerpo que se encuentran en condiciones.

Loading...