Loading...

La cafeína es uno de los suplementos mas consumidos actualmente en el mundo deportivo ( 3 de cada 4 atletas de elite consumen cafeína antes de una competencia), debido a sus conocidas propiedades benéficas para mejorar el rendimiento de los atletas que lo consumen.

La cafeína puede ser ingerida de diversas formas, café, refresos de cola, chocolate, te, geles energéticos, y en los últimos años han aparecido una gran variedad de bebidas energéticas cargadas con cafeína y demás sustancias estimulantes.

En los últimos tiempos, estas bebidas energéticas son cada vez mas vistas en eventos deportivos y nunca falta algún corredor al que vemos tomarlas en línea de largada antes de comenzar a correr. 

El Estudio

Sin embargo, aún no hay muchos estudios específicos donde se analicen los efectos del consumo bebidas energéticas en el rendimiento deportivo de corredores, por lo que hoy te queremos contar de una investigación realizada por un grupo de investigadores pertenecientes a la la Agencia de Anti-Dopaje (Madrid) y las Universidades: a) Camilo José Cela (Madrid); b) de Castilla-La Mancha; c) de Granada.

Si bien el estudio fue realizado en jugadores de fútbol, sus resultados podrían ser útiles para corredores (especialmente los de distancia mas cortas).

El estudio realizado con el objeto de analizar los efectos del consumo de bebidas energéticas en el rendimiento deportivo, fue realizado con la colaboración de 19 jugadores de futbol semiprofesionales a los cuales se les solicitó la realización de 2 pruebas:

– la 1º con bebida energética -Red Bull sin azúcar- a razón de 3 mg por cada kilo de peso del participante

– la 2º consumiendo una bebida descafeinada (Pepsi).

Las bebidas fueron ingeridas 60 minutos antes de las pruebas de manera que los participantes no supieran que estaban tomando y las conclusiones fueron las siguientes:

La ingesta de cafeína incrementó la velocidad y la distancia al correr durante una simulación de un partido de futbol.

La ingesta de cafeína incrementó la velocidad en los test de esprints (test de 7 esprints de 30 metros) .

Aquellos que consumieron cafeína realizaron saltos de mayor altura (saltos verticales) que aquellos que consumieron bebidas descafeinadas.

La frecuencia cardíaca máxima  y promedio durante el juego no se vieron afectadas por la ingestión de la bebida energética.

data-ad-format="rectangle"

La tasa de sudoración fue similar en ambos casos.

Imagen |  :Salihan

Loading...