Loading...

Aunque muchas corredoras no lo saben, el ciclo menstrual puede afectar el rendimiento deportivo.

Así, entre corredoras es normal sentirse llenas de energía en una semana y a la semana siguiente  sentirse lenta, pesada y débil.

Por ello, deseas maximizar sus rendimientos, te recomendamos que sigas leyendo y descubras lo que una corredora tiene que saber sobre la menstruación.

LO QUE UNA CORREDORA DEBE SABER DE LA MENSTRUACIÓN

El ciclo menstrual tiene una duración media de 28 días (aunque se considera normal entre 21 y 35 días)  y se divide en 2 fases:  fase folicular y fase lutea.

El día que comienza el sangrado menstrual se considera el día 1 del ciclo. Si tenemos en cuenta un ciclo de 28 días de duración, la menstruación tiene lugar entre los días 1-5 aprox, donde comienza la fase folicular que dura hasta el día 14, momento en el que se produce la ovulación. Finalmente tiene lugar la fase lútea que durará hasta la próxima menstruación.

Durante estas fases, se producen muchísimos procesos y cambios en las mujeres que pueden llegar a afectar el rendimiento físico, por lo que lo ideal es tener en cuenta estos datos a la hora de establecer nuestro plan de entrenamiento.

FASE FOLICULAR (APROX. DÍA 1 A 14)

Durante la fase folicular, se genera un aumento producción de estrógeno, que  promueve la utilización de la grasa como fuente de energía debido a que el cuerpo de la mujer está tratando de ahorrar glucógeno.

Por ello, esta fase es ideal para realizar entrenamientos largos y lentos, donde la grasa es la principal fuente de energía utilizada.

Cuando corras durante la fase folicular, tu cuerpo utilizará como energía el glucógeno  y la glucosa en sangre.

FASE LÚTEA (APROX. DÍA 14 A 28)

Las segundas semanas del ciclo menstrual (la fase lútea) comienza con la ovulación y es dominada por la hormona progesterona.

Las elevadas concentraciones de progesterona durante la fase lútea, afecta el balance de fluidos haciéndote perder agua y electrolitos.

En líneas generales, las corredoras tienden a sentirse mejor y tener mejores rendimientos cuando su niveles de estrógenos están altos y suelen sentirse peor durante su período mientras la progesterona está alta. 

data-ad-format="rectangle"

Durante la fase lútea tu temperatura corporal tiende a elevarse, por lo que si entrenas en altas temperaturas y durante mucho tiempo o elevada intensidad, puede aumentar el riesgo de deshidratación.

Tener en cuenta estas circunstancias y analizar como las distintas fases te afectan personalmente,  te permitirán realizar la mejor planificación de tus entrenamientos y  el calendario de competencias durante el año.

Hay quienes dicen que en un ciclo de 28 días, el tiempo de máxima eficiencia para atletas femeninas es antes de la ovulación (entre los días 9 y 12) o  luego de la ovulación (entre los días 17 y 20).

Debemos resaltar que se han ganado muchas carreras y establecido records mundiales en todas las fases del ciclo menstrual y te recordamos que mas allá de estas nociones, cada mujer vive estas etapas de manera distinta por lo que no te compliques demasiado y has lo que te haga sentir bien en el momento adecuado.

Por último, queremos recordar el caso de Uta Pippig, corredora alemana, que ganó la Maratón de Boston de 1996 terminando la carrera con rastros de manchas de sangre en sus piernas sin detenerse por las molestias que su periodo menstrual le producía. 

Loading...