Loading...

El cuerpo humano tiene una gran capacidad adaptativa, lo que le permite adaptarse a distintas situaciones, entre ellas, las altas y bajas temperaturas.

Claro que,  aunque pueda realizar las adaptaciones correspondientes, los factores climáticos afectan nuestro rendimiento cuando corremos y en el día de hoy te contaremos los efectos de las altas temperaturas, es decir, que pasa con nuestro rendimiento cuando corremos con calor.

Básicamente, factores fisiólógicos y psicológicos hacen que correr con calor tienda a disminuir el rendimiento deportivo de corredores y a continuación intentaremos explicarte cuales son.

¿POR QUÉ DISMINUYE EL RENDIMIENTO AL CORRER EN ALTAS TEMPERATURAS?

La sangre transporta calor a la superficie de la piel y aporta oxígeno y combustible a los músculos que estamos utilizando mientras corremos.

La piel ayuda a la homeostasis (tendencia a la estabilización del cuerpo relacionado con los procesos fisiológicos), y lo hace reaccionando de manera distinta al calor y al frío, para permitir que la temperatura corporal se mantenga en niveles estables.

Cuando corremos en climas calurosos, es necesario que mayor cantidad de sangre sea bombeada hacia la piel, por lo que el corazón comenzará a latir mas rápidamente para bombear mas, e inevitablemente menos sangre llegará a nuestros músculos.

Esta mayor cantidad de latidos resulta insuficiente para compensar el adecuado volumen sanguíneo por lo que el corazón trabajo en exceso, afectando nuestro rendimiento.

Correr con calor, eleva nuestra temperatura corporal, por lo que al correr en climas cálidos tenderemos a transpirar mayor cantidad de sudor y así aumentará el riesgo de deshidratación, otro factor que sin dudas afecta nuestra salud y repercute en cómo corremos.

Además, correr con calor, agota mas rápidamente nuestras reservas de glucógeno, por lo que tenderemos a quedarnos sin combustible con mayor rapidez que en climas fríos.

Asimismo, hay cuestiones que exceden los fisiológico, correr con calor nos genera mas incomodidad y estrés,  y mentalmente esto repercute en una sensación de pesadez y cansancio que, si dejamos que nos domine, puede hacernos disminuir aun mas nuestro rendimiento.

Por todo ello, resulta necesario entender que , en caso de tener que competir en altas temperaturas deberemos aceptar que inevitablemente nuestro rendimiento se verá afectado, por lo que deberemos bajar las expectativas y fijar objetivos realistas.

data-ad-format="rectangle"

Imagen |  San Diego Shooter
Loading...