dos situaciones

Luego de meses de estar entrenando para una determinada competencia, es normal desear que el día de la carrera deseemos dar lo mejor de nosotros y demostrarnos que tan efectivos han sido nuestros entrenamientos.

Sin embargo, aunque mucho lo deseemos, es muy difícil lograr una carrera perfecta, ya que suelen presentarse situaciones que pueden afectar nuestro rendimiento en la carrera.

En esta nota hablaremos de dos situaciones que suelen presentarse y que pueden hacerte perder segundos/minutos clave y/o hacerte pasar un mal momento.

Loading...

I.- Tener que visitar el baño

Después de haber esperado tanto tiempo para tu gran momento, sufrir de molestias estomacales o tener la necesidad de orinar que te obliguen a detenerte en medio de la carrera para visitar el baño,  puede ser sumamente frustrante.

La mayoría de las veces no se colocan baños durante el recorrido, lo que sin bien puede arruinar la carrera de cualquier participante, para las participantes femeninas es una complicación aun mayor.

Si bien los nervios de la carrera y la tensión por rendir al máximo puede generarnos algunas molestias estomacales extras, lo cierto es que podemos evitar la visita al baño mientras corremos de dos maneras muy efectivas:

Molestias estomacales

Para evitarlas mientras corres, no pruebes nuevos alimentos  y bebidas el día de la carrera, nuestro cuerpo responde bien a los hábitos y  nos permitirá evitar sorpresas.

El momento de realizar pruebas, es durante nuestros entrenamientos y si has hecho las cosas correctamente, seguramente habrás tenido suficientes pruebas para conocer que alimentos te permiten correr cómodamente.

data-ad-format="rectangle"

Asimismo, recuerda darle tiempo suficiente a tu cuerpo para que digiera los alimentos que has comido antes de la carrera.

Por último, una visita al baño en tu casa antes de salir para la carrera siempre es bienvenida, recuerda no confiarte en los baños de las línea de largada de las competencias ya que pueden estar muy llenos.

Orina

Si bien los nervios también pueden darte mas ganas de orinar, lo cierto es que muchos corredores se colocan en la línea de largada con sus botellas de agua o bebida deportivas.

Es importante estar adecuadamente hidratado, pero llenarte de líquido antes de salir a competir  no te permitirá rendir mas. Busca el equilibrio.

data-ad-format="rectangle"

Atar las zapatillas

Otro de los grandes problemas de algunos corredores, es atarse mal sus zapatillas y que se desaten luego de algunos kilómetros.

Tener que detenernos en medio de la carrera para atarnos las zapatillas, nos puede hacer perder segundos claves, además de desconcentrarnos.

Colocarse en la línea de largada de la carrera con los cordones desatados, puede ser realmente desastroso y peligroso, bastará con que alguien los pise para que te caigas tu y el resto de los competidores.

Al momento de atar tus cordones deja los nervios y la ansiedad a un lado y presta la debida atención al realizar el correspondiente nudo y evitar este inconveniente.

Si este asunto suele ser un problema para ti, quizás podrías probar con los Lock Laces.

Imagen http://www.flickr.com/photos/mckln/4156683443

Loading...