correr en verano

Además de tener múltiples beneficios, correr es un ejercicio muy versátil y puede practicarse durante todo el año.

Al contrario que el surf o el snowboard, que dependen esencialmente de las condiciones atmosféricas, para correr no tenemos tantas limitaciones.

No obstante, hay algunas precauciones que debemos tomar cuando corremos, especialmente durante el verano.

Al practicarse sobre todo al aire libre, estamos expuestos a más riesgos que si estuviésemos aislados en un lugar cerrado. Pero correr en un lugar cerrado no es tan estimulante, ¿verdad?

Planear una carrera al aire libre puede parecer fácil, pero debemos tomar algunas precauciones especialmente durante el verano, para conseguir sacar el máximo partido de los beneficios de esta.

En este artículo te damos algunos trucos para correr durante el verano. ¡Presta atención!

Ventajas de correr durante el verano

1.- Los días son más largos

Si tienes un ritmo de vida ajetreado y sales tarde del trabajo, correr por la noche puede no ser una opción, sobre todo cuando se corre solo.

En verano no tienes este problema. Los días son más largos y anochece más tarde, por tanto puedes salir a correr más tarde, pudiendo ver perfectamente sin necesidad de un frontal para iluminar tu camino, ¡y podrás además disfrutar del paisaje!

2.- Las condiciones meteorológicas son más estables

Normalmente, durante el verano llueve menos, por tanto tenemos más libertad para correr.

Y aunque llueva, al ser las temperaturas más altas, ¡un poco de lluvia incluso se agradece para refrescar!

3.-Exposición al sol

De forma controlada, la exposición al sol puede ser beneficiosa, sobre todo por la vitamina D que producimos cuando estamos en contacto con el sol.

“Se estima que en todo el mundo mil millones de personas no tienen los niveles adecuados de vitamina D en sangre, y estas deficiencias pueden encontrarse en todas las etnias y grupos de edad.”

Por tanto es bueno, ya que con el contacto con el sol, potenciaremos la producción de vitamina D de nuestro cuerpo, mejorando de esta forma nuestro sistema inmune.

De todas formas, hay algunos factores que pueden perjudicar tu rendimiento.

¿Sabes cuales?

Desventajas de correr durante el verano

1.- Aumenta el riesgo de deshidratación

Con el verano, aumenta el riesgo de deshidratación porque perdemos más líquidos a través de la transpiración, sobre todo al correr.

Algunos ejemplos de síntomas de deshidratación son:

  • Dolores de cabeza
  • Hipertermia
  • Fatiga
  • Retención de líquidos
  • Mareos

2.- Más calor

Durante el verano, la temperatura tiene tendencia a subir.

El aumento de las temperaturas medias “exteriores” hará que nuestra temperatura interior también se vea afectada, empeorando nuestro rendimiento atlético.

Al transpirar y producir sudor nuestro cuerpo se adapta. Pero si estamos deshidratados, nuestra condición física empeora.

Podemos entrar en hipertermia (uno de los síntomas de deshidratación), que consiste en el aumento de la temperatura (normal) corporal.

Lo que hará que incluso con temperaturas elevadas sintamos frío. Parece contradictorio, pero es así como funciona. Cuidado con el golpe de calor!

Más exposición al sol

Si por un lado, la exposición al sol es beneficiosa por producir vitamina D, por otro puede ser perjudicial para nuestra salud.

Entre los problemas causados por la exposición al sol destacan:

  • Aparición de dolencias de la piel (como cáncer)
  • Quemaduras
  • Envejecimiento prematuro

Estos factores perjudican tu rendimiento y no es lo que quieres, ¿verdad?

¡Comprueba lo que puedes hacer para garantizar que nada se interponga en tus carreras!

¿Qué precauciones debes tener durante el verano?

Hidratación

Para garantizar que tu rendimiento no se vea afectado, debes mantener unos niveles óptimos de hidratación.

No pienses en eso solo una hora antes de salir a correr. Debes mantenerte hidratado todo el día.

Lo que debes hacer es:

  • Beber agua
  • Comer alimentos ricos en minerales, como frutas y verduras
  • Llevar contigo una bebida isotónica, una barrita o un gel. Son fáciles de llevar y además de hidratarte, te darán energía para el ejercicio físico

Descubre que te puede ayudar a conseguir energía para el ejercicio físico en el artículo Suplementos Pre-Entrenamiento: ¿por qué debes tomarlos?

  • Escoge rutas con puntos de agua

Para saber más sobre lo que puedes hacer para mantenerte hidratado durante las carreras echa un vistazo al artículo “3 trucos para mantenerte hidratado mientras corres”.

Ropa

Ropas frescas y ligeras. La ropa técnica es una buena opción: son ligeras y frescas, secan rápido y ayudan a eliminar la transpiración, evitando molestias.

En cuanto al color de la ropa, aunque la ropa oscura absorbe más calor, te va a proteger de los rayos ultravioleta. Se prefieres usar ropa clara, ¡no olvides el protector solar!

También son recomendables gorra y gafas de sol.

La gorra sirve tanto para proteger la cabeza de la exposición solar como para ayudar a absorber el sudor, impidiendo que el sudor te corra por la cara.

Las gafas de sol, además de ayudarte a soportar la intensidad de la luz, son importantes para proteger tus ojos de los rayos UV.

Protector solar

El protector solar no puede faltar, tanto en invierno como en verano.

No obstante, en verano la incidencia de los rayos ultravioletas es mayor. Aunque el sol no se vea está ahí y corremos riesgos, por lo que se deben redoblar los cuidados.

Así que usa protector solar.

Hora del día

O muy temprano o más tarde.

Al inicio y al final del día las temperaturas suelen ser más bajas y el sol no es tan fuerte. Por tanto si puedes, opta por correr a esas horas del día.

Si no puedes correr a esas horas, elige sitios con sombra para estar más protegido.


Como ves, correr en verano tiene diversas ventajas, pero también inconvenientes.

data-ad-format="rectangle"

Con los consejos que te hemos dado, te será más fácil mejorar tu rendimiento en carrera durante el verano y aprovechar los beneficios de correr en verano. ¡Prueba estos consejos y danos tu opinión!

Loading...

COMENTARIOS