LOCOS
Loading...

47Cada actividad deportiva tiene sus diferencias, desde el reglamento a la forma en que quienes las practican se comportan.

Sin embargo, tan diferentes son  los corredores que quienes no practican este deporte creen que estamos realmente locos.

No hay dudas, para quienes no corren puede ser difícil entender el placer de correr 5,10, 21, 42 y muchos más kilómetros; entender cuál es el placer en el sufrimiento de un entrenamiento duro y otras tantas cosas.

Pese a estas diferencias, existen algunas conductas que demuestran que los corredores estamos un poco locos. A continuación de mostramos algunas que son muy habituales:

LOS CORREDORES Y EL BAÑO

Si una persona que no corre va caminando por la calle y siente la necesidad de ir al baño, lo normal será soportar las ganas, volver a casa o buscar un café o restaurant para utilizar el baño.

Sin embargo, un corredor suele reaccionar de una forma completamente diferente. Probablemente la primer opción será correr hacia el baño más cercano dentro de su ruta (la mayoría de nosotros los tiene memorizados o debería tenerlos).

Si no hay ningún baño cercano, es muy probable que la segunda opción sea buscar un árbol cercano o algún lugar sin gente alrededor.

No es correcto, no es de buen gusto y tampoco es higiénico. Lo cierto es que es una realidad y un recurso a la que muchos corredores recurren.

LA VESTIMENTA DEL CORREDOR

Claro que hay estilos diferentes, y mientras hay muchos corredores conservadores, también existen quienes a la hora de vestirse demuestran que están un tanto locos.

Desde pantalones extra cortos y más pequeños que la ropa interior (en hombres y mujeres) a calzas ajustadas de diversos colores y texturas. Nunca faltan aquellos que creen que pueden adelgazar más utilizando una bolsa en todo su cuerpo (error) o quienes sienten el clima un tanto fresco y se abrigan demasiado y luego terminan corriendo con muchas prendas atadas a su cinturón.

También están los corredores que hacen una selección exacta de qué camiseta, pantalón y ropa interior utilizar para cada uno de sus entrenamientos. Saben cuál les genera molestias y con cuáles se pueden esperar buenos rendimientos.

Por último, también están aquellos corredores con un sentido de la moda muy particular y en la búsqueda del confort no tienen ningún reparo a la hora de combinar colores.

data-ad-format="rectangle"

VACACIONES DEL CORREDOR

Una de las cosas que muchas personas no entienden de los corredores es porqué se van de vacaciones y siguen corriendo. Sin embargo, la respuesta es muy simple, un corredor disfruta del running y justamente por eso, lo hace en vacaciones.

Sin embargo, la locura de los corredores se suele observar a la hora de armar las maletas. Allí, suele abundar de forma exagerada la ropa deportiva y escasear el resto de indumentaria. El resultado:  corredores vestidos de corredores todo el día, todos los días.

ADICCIÓN A LAS ZAPATILLAS

El armario de los corredores suele demostrar otro síntoma de locura: suelen abundar las zapatillas para correr, en muchos casos superan al calzado diario en cantidad.

Además, se suele observar una gran dificultad por desprenderse de las zapatillas viejas. Así se observa corredores con armarios repletos de zapatillas sumamente deterioradas, agujeros y hasta sin limpiar.

flickr photo by CarbonNYC [in SF!] http://flickr.com/photos/carbonnyc/3507163729 shared under a Creative Commons (BY) license

Loading...