vence a tu mente.
Loading...

Participar de carreras y competir (aunque sea contra tí mismo y tus tiempos) requiere de habilidad; así como los jugadores de fútbol practican las diferentes situaciones de juego pueden presentarse durante un partido, tu puedes convertirte en mejor corredor y mejorar tu rendimiento deportivo, practicando tus tácticas de carrera.

Nuestro cuerpo está programado para dejar de realizar aquellas tareas que le produzcan dolor y lo puedan llegar a dañar; si colocas tu mano sobre el fuego notarás que tu cerebro no tardará mucho tiempo en enviarle la señal a tu brazo para que lo retire de allí.

Este mismo principio se aplica a la carrera: si exiges demasiado a tu corazón, pulmones y a tus piernas, y tu cuerpo detecta un peligro inminente,  tu mente tratará de evitar que lo sigas haciendo.

Por esta razón es importante que poseas estrategias específicas para poder continuar exigiéndote, aún cuando tu mente te pida que te detengas.

Utiliza estas tácticas, que son fáciles de implementar, para alcanzar tu mayor potencial el día de la carrera:

Piensa en positivo:

El primer paso que debes dar para correr bien y atravesar las temidas “barreras mentales” es prepararse mentalmente; permitir que se instalen en tu cabeza pensamientos negativos, es un error crítico que cometen muchos corredores.

Pensamientos negativos que cómo “me estoy sintiendo cansado antes de lo que debería” o pesimistas tales como “esto realmente duele, no puedo exigirme más”, pueden (y suelen) arruinar muchísimas carreras.

Cuando la autoconversación negativa comienza, es normal que el rendimiento decaiga severamente. En cambio la utilización de imágenes y pensamientos positivos es una poderosa arma.

Si los pensamientos negativos suelen predominar durante tus carreras, te recomendamos que aprendas a eliminarlos con estos pensamientos positivos.

Divide la carrera

Otro truco mental efectivo que puedes implementar es el de dividir la cantidad total de km de la carrera en pequeñas distancias positivas. También puedes asociar la distancia restante de la carrera a tu entrenamiento favorito.

La fragmentación de la carrera es una excelente forma de hacer creer a nuestra mente que la carrera no es tan larga (sumamente útil para un maratón) y puede servirte cómo una herramienta motivadora.

Visualiza la línea de meta

La visualización de meta visible y alcanzable, puede ayudar a disociar tu mente de la dura y difícil tarea que tiene por delante; selecciona un corredor que esté por delante de ti e imagina que en su espalda tiene dibujada la línea de meta: proponte alcanzarla y, una vez hecho esto, vuelve a realizar la misma  acción con el corredor que sigue.

data-ad-format="rectangle"

De esta manera te mantendrás enfocado durante todo el recorrido de la carrera y una carrera larga y sufrida puede parecer mas corta y placentera. .

No pierdas el ritmo

Uno de los errores más comunes que un corredor comete durante una carrera, es perder el ritmo y la velocidad (muchas veces sin darse cuenta).

Con el pasar de los kilómetros, será normal que tus piernas empiecen a cansarse y te cueste mucho más respirar, por lo que mantener el ritmo de carrera se hará cada vez más difícil.

El problema es que muchos corredores no saben qué hacer cuando esto comienza a ocurrir y rendirse ante el cansancio y perder segundos claves.

Para lograr superar este problema, realizar arranques de velocidad o aceleraciones, será la solución. Aquí podrás aprender mas sobre ellas y cómo implementarlas en tus entrenamientos.

Este artículo ha sido elaborado con la amable colaboración de Silvina Cristofano: ultramaratonista, entrenadora personal y dirige equipos de running en Bs. As y el Sur Argentino – Twitter: @blondasok / silvinacristofano@hotmail.com

Imagen htttp://www.flickr.com/photos/jgoge123/7025169191

Loading...