pareja
Loading...

Aunque cada día más personas corren, muchas otras deciden no hacerlo, algunos practican otros deportes y otros prefieren tener conductas que tienden al sedentarismo.

Como consecuencia de esto, son muchos los corredores que están en relaciones amorosas con personas que no corren.

Al igual que en el running y los entrenamientos, en el amor no todo es fácil, hay buenos y malos días.

Para que tu relación con una persona que no corre sea más duradera, te damos algunos consejos  que esperamos puedan ayudarte.

1.- NO LO PRESIONES

Seguramente te encantaría que tu pareja sea un amante del running como tú, pero para evitar problemas de pareja, te recomendamos que no la presiones para que lo practique.

Invitarla a participar de tus entrenamientos y que se inicie en el running es bueno, pero hacerla sentir obligada o presionada no. Respeta sus decisiones y sus gustos.

2.- ENTIENDE QUE NO ES SU PASIÓN

Los corredores suelen ser apasionados al punto que a veces parecen profetas de una religión.

Claro que nada tiene de malo, pero es importante que entiendas que quizás el running no es la pasión de tu pareja.

Como consecuencia de ello, respeta que ella dedique su tiempo a otras actividades y no te enojes si no entiende al 100% tu pasión por el running.

3.- EXPLÍCALE LO QUE SIENTES AL CORRER

Un corredor suele saber por qué corre, qué busca en cada entrenamiento y cuál es la finalidad de salir a correr aunque llueva y truene (cuidado con las tormentas eléctricas por cierto).

El problema es que muchas veces damos por sabido todas estas cosas, y para tu pareja puede ser difícil de entender.  Por ello, es importante que le expliques qué es lo que sientes al correr y por qué es tan importante para tí.

De esta manera podrá entender tus alegrías y tristezas, tus orgullos y tus decepciones, básicamente podrá conocer más.

4.- NO SEAS PESADO

Te apasiona el running, pero a tu pareja no, no lo olvides nunca. Evita ser pesado y estar todo el día contándole de tus entrenamientos y proezas deportivas.

data-ad-format="rectangle"

Un poco está bien, el exceso puede traerte algunos problemas con tu pareja que mejor evitar.

5.- CAMBIA DE PERSPECTIVA

Cambiar de perspectiva e invertir los roles (en forma imaginaria), puede ayudarte a entender lo que siente tu pareja.

Identifica sus hobbies y pasiones, y demuestra interés en ellos. Escucha a tu pareja atentamente cuando te cuente sobre ella y permite que ella te explique lo que siente.

Algunos dicen, si no puedes contra ellos, únete. Si es compatible con tus gustos y los de ella, acompaña a tu pareja al realizar sus actividades. Quizás sea el puntapié inicial para que ella haga lo mismo.

6.- EL TERCERO NO EN DISCORDIA

Si no puedes unirte y tu pareja tampoco quiere hacerlo, pueden buscar una actividad (“el tercero”) que ambos puedan hacer juntos.

Si tu corres y a tu pareja le gusta andar en bicicleta, pueden ir al gimnasio juntos o hacer una actividad que no tenga nada que ver con ambas pasiones. Depende de ustedes.

7.EN LOS MALOS MOMENTOS PÍDELE PACIENCIA

Un mal entrenamiento o carrera, o una lesión, pueden afectar tu estado de ánimo, frustrarte y ponerte de pésimo humor.

Para tu pareja puede ser difícil de asimilar y entender, y avisándole que estás en un mal momento puede ser una buena forma de ahorrar discusiones.

LO MÁS IMPORTANTE:

No dejes de decirle a tu pareja que lea nuestro artículo titulado “Como enamorar a un corredor o corredora“. 

flickr photo by donjd2 http://flickr.com/photos/ddebold/7147283225 shared under a Creative Commons (BY) license

Loading...