correr en pelotón
Loading...

Correr en pelotón, con muchas personas alrededor, es una habilidad esencial para corredores que aman participar en carreras.

Una de las grandes diferencias entre competir y entrenar, es la cantidad de gente junto a la que corremos en una carrera. Esto motiva, ayuda a sacar lo mejor de cada uno y brinda la posibilidad de compartir.

Pero también requiere; técnica y táctica, que son difíciles de practicar en los entrenamientos. Pero no imposible, y se puede ir puliendo para sacarle el mejor provecho el día clave.

Técnica

Sin duda correr lo más pegado posible a otro atleta otorga una ventaja física y, principalmente, psicológica. Esto hace años que lo saben los grandes atletas profesionales, que utilizan “liebres” (atletas contratados para correr a un ritmo estipulado) para ayudarse a buscar los grandes records.

Pero no es una práctica exclusiva de los elite, los amateurs también pueden aprender a correr bien cerca de otro participante. Lo ideal, es hacerlo con un amigo o compañero de entrenamiento, primero en a ritmos suaves, por ejemplo en un fondo, y luego a mayor velocidad, viene bien una pasada larga.

Es una buena oportunidad para exagerar la cercanía, aún a riesgo de tocar varias veces al otro, para poder medir la distancia exacta para la competencia.

La ubicación ideal es con nuestro hombro justo detrás del hombro opuesto de quien va adelante. El cuerpo del otro runner queda en diagonal hacia adelante con respecto a nuestro cuerpo. Eligiendo el lateral opuesto al que pega el viento. Es decir, si tenemos el viento de nuestra derecha, nos situamos a la izquierda del corredor que va adelante.

Táctica

[adrotate banner=”36″]

Depende fundamentalmente del objetivo de la carrera, y varía totalmente si lo que se busca es una marca o un puesto en particular. Hoy enfocaremos en el primer tipo, cuando lo que se desea es correr lo más rápido posible. En otra oportunidad, hablaremos sobre cómo luchar por un puesto.

Si no encontramos a nadie conocido para correr a la par, hay que tener buen ojo para elegir a un desconocido. Un buen momento para buscarlo es cuando se está por completar el primer tercio de carrera, y ya se despejó el panorama de los que salieron muy fuerte victimas del entusiasmo inicial.

Debe ser un corredor de ritmo regular, que no se desmorone por la mitad de la carrera, ni vaya haciendo grandes cambios de ritmos. Un secreto es observar los detalles, la vestimenta de un corredor experimentado puede denotar un buen candidato.

Para los hombres es buena elección una mujer, ya que si corre a la par de un hombre comparativamente tiene más nivel y muy posiblemente más experiencia.

Una vez elegido es bueno, con pocas palabras, saludar y dejar claro el objetivo, aprovechar la ayuda del otro y estar dispuesto también a ayudar. Compartir hidratación también conecta y genera espíritu de equipo.

data-ad-format="rectangle"

Alentar al compañero, porque su progreso es nuestro progreso, e intentar compartir el esfuerzo en intervalos regulares, por ejemplo, liderar un kilómetro cada uno. Todo el aliento que expresemos, nos estimulará también a nosotros.


 

“En un deporte eminentemente solitario, encontrar un compañero de lucha en plena batalla, puede ser el gran secreto para coronar con éxito nuestra cruzada.”


flickr photo by familymwr http://flickr.com/photos/familymwr/5112945858 shared under a Creative Commons (BY) license

Loading...