4 consejos pies sanos
Loading...

El pie es una obra compleja de ingeniería y un elemento crítico en la forma de pararse, caminar, correr y mantener el equilibrio.

De todas las partes de nuestro cuerpo, probablemente los pies suelen ser los mas olvidados y descuidados por los corredores.

Uno de cada cuatro personas mayores de 45 años tienen dolor en el pie, y aproximadamente uno de cada seis tiene problemas en el tobillo; y el dolor de pies puede convertirse en algo mucho mas grande, repercutiendo en todo tu cuerpo.

Dos tercios de las personas con dolor crónico del pie dicen que su problema de pies ha creado algún tipo de discapacidad en otros lugares – disminución del equilibrio, aumento de la osteoartritis en las rodillas y las caderas-, lo que les impide iniciar o mantener un programa de entrenamiento saludable.

Por suerte, sólo se necesita un poco de esfuerzo para hacer grandes mejoras en la salud del pie y aquí te presentamos las 4 formas de mejorar el estado de los pies:

1. Ejercita tus pies

Los músculos necesitan ejercicio regular para mantenerse saludables, y los músculos del pie no son diferentes.

Ya seas un deportista o una persona inactiva, lo más probable es que nunca hayas pensado mucho en los músculos que forman el arco del pie o de los que  mueven los dedos de los pies.

Sin embargo, efectuar ejercicios de fortalecimientos de los músculos del pies debería formar parte de cualquier programa de  entranamiento.

2. Separa los dedos de los pies

Separar los dedos de los pies, es una parte normal de una marcha sana; años de utilizar  zapatos demasiado pequeños que comprimen los dedos suelen limitar el movimiento de los pies.

Si quieres comprobar esto mientras lees esta nota, mira tus manos, ¿acaso los dedos están unos pegados a los otros?

Para evitar esto, selecciona calzado que te permita desplazar de manera mas natural y con espacio suficiente en la parte delantera.

3. Elimina los tacos

Por cada grado positivo de talón (por un punto de referencia, el talón de 1 pulgada en el zapato de vestir de un hombre crea un ángulo promedio de 12 grados), da como resultado un ángulo de deformación en la columna lumbar, la pelvis, rodillas o en el tobillo.

Evita el calzado que aumenta la tensión mecánica incorporando mucho talón.

data-ad-format="rectangle"

4. Camina/corre descalzo

Para lograr mantener la salud del pie te recomendamos buscar la interacción total y sin zapatos entre la naturaleza y el pie.

Para ello, ir descalzo en tu casa o trabajo (si resulta posible), o probar unas buenas zapatillas minimalistas te ayudará a restaurar la función completa de los pies.

Loading...