errores hidratació
Loading...

La hidratación de un corredor es clave para obtener resultados tanto en los entrenamientos como en las competiciones. Sin embargo, muchos corredores cometen errores al momento de hidratarse el día de la carrera.

Por ello, hoy te contaremos los 5 clásicos errores que los corredores cometen el día de la carrera y que fácilmente podrían evitar:

1.- Beber demasiada agua antes de la carrera

Algunos corredores piensan que el día de la carrera se convierten en camellos,  y beben demasiada agua antes de la carrera , creyendo que pueden almacenarla y así evitar los efectos de la deshidratación.

Lamentablemente, el cuerpo humano no está preparado para esto; cualquier líquido que consume más allá de la cantidad necesaria para alcanzar el estado de hidratación normal, sólo va a acabar en la vejiga, aumentando la probabilidad de paradas en boxes lo que significa pérdidas de tiempo.

Lo peor que te puede pasar en el día de la carrera es mientras corres, tener que detenerte por haber bebido demasiada agua; bebe lo necesario para saciar tu sed y nada mas, 45 minutos antes del inicio de la carrera.

2.- Beber demasiada agua durante la carrera

Durante décadas, a los corredores se les enseñó que cualquier cantidad de deshidratación tenía un efecto negativo en el rendimiento y aumentaba el riesgo de sufrir de un golpe de calor, y se les dijo que lo mejor era “beber tanto como sea posible”.

Lo cierto es que  la cantidad de agua que debes beber durante la carrera dependerá de la distancia que se trate y de los factores climáticos imperantes.

Nuestra recomendación es no beber en demasía, o estarás arriesgándote a sentir  malestar estomacal por exceso de líquido o deberás detenerte a evacuar el liquido que has consumido de mas.

3.- Cargar tus propias bebidas

Seguramente hayas visto a corredores, llevando cinturones con sus propias bebidas.

En líneas generales, las carreras con una buena organización detrás, incluyen puestos de hidratación durante el recorrido, los que deberían alcanzarte para cumplir con tus requerimientos de líquidos.

Llevar tus propias bebidas, solo te incluirá mas peso encima,  además de la preocupación de colocar bien el cinturón, no olvidar llenar los recipientes, etc.

Intenta tener la menor cantidad de cosas para preocuparte antes de la carrera y si puedes corre lo mas liviano posible.

Claro, antes de dejar el cinturón en casa, verifica que la carrera cuente con puestos de hidratación!

data-ad-format="rectangle"

4.- Beber bebidas deportivas que nunca has probado

Nunca antes/durante una carrera pruebes algo nuevo, ni comida ni bebida; ni ropa deportiva.

Antes de la carrera verifica la lista de patrocinadores de la carrera y asegúrate que es una de las marcas que has probado y tiene efectos positivos en ti.

5.- Beber en una carrera que dura menos de 1 hora

El líquido que consumes durante una carrera no mejora el rendimiento a menos que el esfuerzo dure más de una hora, y en algunos casos, el umbral se eleva a 90 minutos.

Si eres una persona medianamente entrenada, deberías poder correr los 10k (y distancias inferiores)  en menos de los 60 minutos y salvo que las condiciones climáticas sean demasiado calurosas como para acelerar la deshidratación, no deberías necesitar ingerir líquido durante la carrera.

Que muchos corredores paren a beber, no significa que tu lo tengas que hacer, escucha a tu cuerpo y decide que es lo mejor para ti.

Loading...