Siempre resaltamos la gran variedad de beneficios para nuestra salud que correr nos genera, sin embargo hacerlo sin tomar algunas precacuiones puede generarnos algunos inconvenientes que debemos tener en cuenta para evitarlos.

Uno de los efectos negativos de correr, y del ejercicio físico en general, puede ser la alteración del balance de nuestro pH y las consecuencias que ello puede producir.

Loading...

Importancia del pH

El pH se mide en una escala del 1 al 14 que refleja la acidez de una sustancia; a mayor acidez, menor será el pH y a menor acidez mas básica (o alcalina) será la sustancia.

Ahora bien, nuestro cuerpo para garantizar el adecuado funcionamiento de los procesos metabólicos y el envío de oxígeno a todos los órganos, necesita que el pH de nuestra sangre se encuentre en un estado neutral (entre 7,34/7,45). Cuando existe un desbalance de nuestro pH nuestro cuerpo intentará restablecer el balance natural cueste lo que cueste.

Por ejemplo, si nuestra sangre se aumenta su acidez descendiendo si pH a 6,6, nuestro cuerpo comenzará a buscar la manera de abastecerse de minerales, principalmente de calcio, carbonato y magnesio para lograr que el ph se eleve nuevamente a su estado neutral. El inconveniente es que para hacer esto, extraerá estos minerales principalmente de nuestros huesos lo que producirá su posterior debilitamiento.

Existen varios factores que pueden producir la acidez de nuestra sangre pero debemos resaltar entre ellos a nuestra dieta, nivel de estrés y el ejercicio físico.

Como afecta correr a nuestro pH

Generalmente cuando empezamos a correr, las necesidades energéticas son abastecidas aeróbicamente mediante nuestra respiración y el ingreso de oxígeno. Sin embargo, cuando aumentamos nuestra intensidad, nuestros músculos aumentarán sus necesidades de oxígeno y empezaremos a obtener energía en forma anaeróbica lo que producirá ácido láctico y la consecuente acidez de nuestra sangre.

Lamentablemente, no existe un único signo visible en nuestro cuerpo que nos avise de que esto está sucediendo, pero los signos mas obvio son los dolores musculares y la fatiga luego de un fuerte entrenamiento, a lo que podemos adicionarle úlceras en nuestra boca, gastritis, dientes sensibles, uñas finas y piel seca.

data-ad-format="rectangle"

Dieta alcalina

Por estas razones, llevar una dieta alcalina resulta beneficioso  para corredores ya que nos permitirá mantener el adecuado balance de nuestro pH y así evitar estos inconvenientes además de ayudarnos a preservar la masa muscular y reducir la pérdida de calcio.

El agua pura, que es neutra, tiene un pH 7,07. Básicamente, todas las frutas y verduras resultan alcalinizantes.. Por lo general resultan acidificantes aquellos alimentos que poseen un alto contenido de azufre, fósforo y cloro. En cambio son alcalinizantes aquellos que contienen buena dosis de: calcio, magnesio, sodio y potasio.

Básicamente los alimentos de los siguientes grupos tienen altos efectos alcalinos en nuestra sangre: frutas, verduras, cereales Integrales y miel. Mientras que  dentro de los grupos de alimentos ácidos podemos resaltar a los lácteos,  carnes, cereales refinados, azúcar, te y café.
Loading...
Comparte
  • 2
    Shares