Adelgazar corriendo: Los 4 Beneficios

adelgazar corriendo

¿Quieres adelgazar corriendo? Gracias a estas 4 características del running es seguro que lo lograrás.

1.- QUEMAS CALORÍAS MIENTRAS CORRES

La actividad física, afecta directamente la cantidad de calorías que quemas diariamente.  Si eres una persona activa, quemas más calorías que alguien que pasa todo el día sentado.

Se estima que el costo energético de cada kilómetro que corres, es de 1 kcal (1000 calorías) por cada kilogramo de peso corporal del corredor (C.E= 1 kcal * kg de peso corporal).

Entonces, si pesas 70 kilogramos en cada kilómetro que corres, gastas 70 kcal. Es decir, aumentas tu gasto energético en al menos 70 kcal.

Decimos “al menos” porque al terminar de correr continuas quemando calorías, pero estás son más difíciles de estimar ya que depende de varios factores.

Corriendo 10 km a la semana  conseguirás quemar alrededor de unas 700 kcal. Si corres 20 km, quemarás 1400 kcal.

Cada kilómetro extra que corras a la semana, significará que quemas calorías extras que te ayudarán a adelgazar.

2.- CONTINUAS QUEMANDO CALORÍAS DESPUÉS DE CORRER

Como ya dijimos antes, cuando corres quemas calorías y por si no lo sabes recuerda que quemas las mismas calorías por kilómetro corriendo rápido o lento.

Sin embargo,  no solo quemas calorías mientras corres sino después de terminar de hacer ejercicio y dependiendo la intensidad a la que entrenes dependerá la cantidad de calorías que quemas después de correr.

Desde un punto de vista más técnico, esto se conoce como Exceso de Consumo de Oxígeno Post Ejercicio, un  término que se refiere al consumo de oxígeno que se produce una vez acabado el ejercicio y tiene directa relación con la cantidad de calorías que gastas después de realizar actividad física.

Así, el cuerpo  gasta aproximadamente 5 calorías de energía  para consumir 1 litro de oxígeno. Por lo tanto, el aumento de la cantidad de oxígeno consumido durante y después de una sesión de ejercicios, puede aumentar la cantidad de calorías quemadas netas.

Básicamente, cuanto más intenso corres, mayor será la cantidad de calorías que consumas después.

En un Estudio, los participantes rodaron en bicicleta de forma vigorosa durante 45 minutos y se observó que quemaron aproximadamente 190 calorías más en las 14 horas posteriores al ejercicio (en comparación con los días en que no entrenaron).

En otro Estudio se observó un aumento significativo del exceso de consumo de oxígeno post ejercicio  (más del doble) al aumentar la intensidad, desde 55 a 95% del VO2 máx por intervalos de dos minutos.

En una investigación realizada en jóvenes se comparó el gasto energético luego de rodar en bicicleta a baja intensidad, a alta intensidad y estando sentado durante una hora.

El resultado fue muy claro, un aumento significativo de la cantidad de calorías quemadas después de realizar los entrenamientos intensos (se controlaron las 3 horas posteriores).

3.- COLABORA A ADOPTAR HÁBITOS MÁS SALUDABLES

Una vez que una persona empieza a correr, es muy normal que entren en un proceso de cuidar más su cuerpo y seguir hábitos más saludables.

Una de las consecuencias directas, suele ser la búsqueda por una mejor alimentación.

Los corredores se dan cuenta que “somos lo que comemos” y empiezan a alimentarse mejor.

Las frutas y verduras empiezan a aparecer en la alimentación diaria de muchos corredores no habituados a ellas.

Además, son muchos los corredores que empiezan a darse cuenta de la importancia de dormir más horas. Un hábito que colabora al buen rendimiento, la conservación de tu salud y que te ayuda a no engordar.

Así, en un Estudio (Greer et al) se detectó que las personas privadas de sueño por una noche, sufrieron un aumento de los antojos por comida chatarra y  sufrieron una disminución en las decisiones racionales de alimentación.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores analizaron las respuestas (a través de un escaneo cerebral) de 23 participantes que debieron ver imágenes de comida luego de una noche sin dormir en comparación con una noche de sueño normal.

Cuando los participantes vieron las imágenes luego de una noche sin dormir, la actividad cerebral cambió de dos maneras:

-Se generó una disminución de la respuesta en las áreas del cerebro implicadas en la toma de decisiones complejas.

-Se generó una mayor respuesta en lass áreas que promueven la alimentación cómo recompensa.

Cómo consecuencia de ello, los alimentos con alto contenido calórico se convirtieron en mucho más deseables en las personas privadas de dormir.

data-ad-format="rectangle"

Por ello, dormir poco puede arruinar tu dieta con facilidad, ya te puede hacer mas suceptible de sufrir antojos por comida chatarra y así arruinar cualquier esfuerzo que estés realizando.

Inevitablemente, estos hábitos más lo que te contaremos en el siguiente punto, te ayudará a adelgazar corriendo.

4.- TE ALEJA DE HÁBITOS PERJUDICIALES PARA TU SALUD

Además, de ayudarte a llevar hábitos más saludables, también colabora a que te alejes de algunos que repercuten en tu rendimiento, salud y peso.

Así, son muchos los corredores que dejan de fumar, abusar del consumo del alcohol  o drogas.

Para que tomes consciencia (si aún no lo has hecho), el fumar es perjudicial para la salud, muchos lo saben pero pocos son los que le dan la importancia que se merece.

Los cigarrillos contienen una serie de sustancias químicas con diversos efectos en nuestro cuerpo.

Además de tabaco, los cigarrillos, contienen nicotina y alquitrán (entre otras sustancias) que pueden afectar tu salud en general, tu sistema respiratorio y por ende tu rendimiento deportivo.

Al fumar cigarrillos, ingresa monóxido de carbono dentro de nuestro cuerpo, que reduce la capacidad de los glóbulos rojos de transportar oxígeno.

Fumar cigarrillos daña el sistema de limpieza y reparación natural de tus pulmones, lo que genera que los productos de desecho de fumar se queden en los pulmones.

Fumar aumenta la frecuencia cardíaca y la presión sanguínea, por lo que tu corazón debe esforzarse mas al correr, produciendo un mayor gasto energético y reduciendo así, tu rendimiento.

Por su parte, el consumo diario y excesivo  de alcohol es un hábito dañino para tu salud y el rendimiento de un corredor.

En primer lugar, las bebidas con alcohol (cualquiera sea), aportan calorías.

La cantidad de energía que aporta un gramo de alcohol es tanta como 7 kcal, recordemos que es una cantidad bastante importante ya que es considerablemente más de las que aportan cada gramo de hidratos de carbono y proteínas (unas 4 kcal/g) y un poco menos que las que aportan las grasas (9 kcal/g).

El segundo problema que genera el alcohol es que cuando se bebe, se suelen consumir una cantidad  elevada y muchas veces sin control. Una persona se junta con amigos y empieza tomando una cerveza, pasan las horas y seguramente haya tomado algunas más. Otros cenan con vino, algunos beben una sola copa, otros más.

Con cada vaso o copa de la bebida con alcohol, estás consumiendo una gran cantidad de calorías, sin siquiera darte cuenta. El resultado: engordas.

El tercer problema es que muchas bebidas alcohólicas contienen azúcar, lo que significa una mayor cantidad de calorías, agravando el problema.

Loading...

COMENTARIOS