INMERSIÓN EN AGUA FRÍA

¿Sabías que los mejores corredores del mundo cuando terminan de entrenar realizan inmersiones en agua helada? ¿Quieres descubrir si sirve para recuperarte más rápido? Sigue leyendo y te lo contamos!

La recuperación de tu cuerpo luego de una alta exigencia deportiva es clave para cualquier corredor (o debería serlo).

El principal objetivo de la recuperación post-running es lograr que el  cuerpo regrese al estado previo al ejercicio, permitir que esté rápidamente listo para una nueva exigencia y minimizar el riesgo de lesiones.

Como consecuencia de ello, la recuperación después de correr, debería ser un componente esencial de cualquier programa de entrenamiento.

El entrenamiento juega el papel del arquitecto en una obra y el descanso es el constructor; sin el tiempo necesario para descansar y recuperarte, lo que sucede es que se estresa tu cuerpo, se desgasta y no se le da la oportunidad de recomponerse como es debido.

En estas circunstancias, se inhibe tu posible progreso y aumentan las posibilidades de sufrir una lesión.

Para lograr la recuperación, existen distintos métodos que te ayudarán: desde la nutrición, los estiramientos, masajes y  por supuesto, la inmersión en agua fría.

Esta técnica, básicamente consiste en exponer al corredor a una fuente de agua fría constante, para contribuir al flujo sanguíneo y la disminución de la inflamación.

Teniendo en cuenta ello, y ante la duda de muchos corredores sobre los efectos de esta técnica en la recuperación, queremos reseñar dos Estudios que analizaron diferentes técnicas de inmersión en agua fría.

data-ad-format="rectangle"

ESTUDIOS

En el año 2009, un Estudio publicado en Journal of Science and Medicine in Sports, concluyó que la inmersión en agua fría  permitiría una mas rápida recuperación en atletas masculinos.

En este Estudio, los participantes realizaron actividad física extenuante y luego se sometieron a 15 minutos de  inmersión en agua fría , inmersión contrastante  (agua fría – agua caliente) o ninguna técnica de recuperación

En otro Estudio  se compararon las diferencias entre la inmersión inmediatamente posterior al ejercicio y la inmersión 3 horas después del entrenamiento.

Para efectuar el Estudio, se convocó a 8 atletas bien entrenados, que competían a nivel amateur en el mas alto nivel de su deporte y que se encontraban a mitad de la temporada de competición y libres de lesiones al momento de los estudios.

data-ad-format="rectangle"

Las pruebas se realizaron en 3 sesiones, que consistían en  sesiones de intervalos de alta intensidad, seguido de una de las 3 condiciones de recuperación (sin inmersión, inmersión inmediata, inmersión luego de 3 horas).

Luego de cada prueba se les solicitó a los participantes que volvieran pasadas 24 hs para controles.

La inmersión fue realizada sumergiendo el cuerpo en agua a una temperatura de 15º C durante 15 minutos.

Todas las pruebas fueron realizadas a la misma hora del  día con una semana de diferencia, con la indicación de abstenerse de beber alcohol, cafeína y ejercicio intenso 24 horas antes  de los exámenes.

Los resultados demostraron que la inmersión inmediata en agua fría, aceleró exponencialmente la recuperación,  comparado con la no inmersión o con la inmersión luego de 3 horas de ejercicio.

CONCLUSIONES:

Luego de duros entrenamientos, realizar una inmersión en agua fría (15 grados centígrados) durante 15 minutos puede ayudarte a recuperarte mas rápido. 

Loading...

Inmersión en agua fría

Fuentes

Effect of water immersion methods on post-exercise recovery from simulated team sport exercise. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18547863

Effect of Immediate and Delayed Cold Water Immersion After a High Intensity Exercise Session on Subsequent Run Performance  http://www.jssm.org/vol10/n4/10/v10n4-10text.php

Loading...