Loading...

Finalmente, acabaremos con nuestra serie de entradas que hemos llamado “A que velocidad un corredor debería entrenar”, deseamos explicarte a que ritmo sería conveniente que corras en tus entrenamientos para obtener los mejores resultados y evitar lesiones.

Si nos vienes siguiendo, ya sabes de que veníamos hablando, sino sería conveniente que leas las anteriores entradas aquí:, y.

El último método del cual vamos a hablar para establecer el ritmo al que deberías entrenar, es a través el ritmo cardíaco.

Para ello, lo que recomendamos es contar con un buen pulsómetro -nosotros esperamos con ansias que este a la venta este–  y calcular nuestro ritmo cardíaco maximo (frecuencia máxima -teórica- que se puede alcanzar en un ejercicio de esfuerzo sin poner en riesgo la salud). 

El método clásico para estimar el ritmo cardíaco máximo (aunque no es el más preciso), será a través de realizar el siguiente calculo:  Resta tu edad a 220.

Por ejemplo, RCM de una persona de 23 años de edad sería 220 – 23 = 197.

Ahora, bien si has leído nuestras anteriores entradas, sabrás que nos gusta trabajar con 3 ritmos de entrenamiento, el lento, el moderado y el rápido. 

Utilizando el ritmo cardíaco máximo, deberemos efectuar el siguiente cálculo para determinar el ritmo de entrenamiento:

Ritmo lento: Será equivalente al 60/70% de tu ritmo cardíaco máximo.

Ritmo moderado: Será el equivalente al 70/75% de tu ritmo cardíaco máximo.

Ritmo rápido: Será el equivalente al 80/85%  de tu ritmo cardíaco máximo.

 

Loading...