42k - Maratón

Las 7 peores cosas de preparar un maratón

Todo lo bueno tiene algo de malo. Preparar un maratón puede ser una experiencia magnífica, pero también tiene algunas cosas malas.

Para que no digas que no te avisamos, te contaremos las 7 peores cosas de entrenar para un 42k.

1.- VAS A ESTAR MÁS CANSADO DE LO NORMAL

Si eres un corredor que desea preparar un maratón a conciencia, inevitablemente deberás entrenar duro.

Correrás una buena cantidad de kilómetros semanales; deberás realizar entrenamientos en el gimnasio, fortalecer tus piernas y cada parte de tu cuerpo.

Todo esto, va a significar un esfuerzo físico significativo que te va a obligar a estar más cansado de lo normal.

2.-FINES DE SEMANA CON MENOS EVENTOS SOCIALES

Si eres de los que disfrutas salir los viernes y sábados por la noche con amigos y tomarse algunos tragos y divertirse, durante el entrenamiento para el maratón es probable que tengas que restringir un poco tus salidas.

data-ad-format="rectangle"

Por un lado, los fines de semana son perfectos para realizar buenos entrenamientos. Por otro, el alcohol no es lo más recomendable para una persona que quiere rendir al máximo.

Por último, los fines de semana también te vendrán muy bien para descansar más de lo que puedes en la semana.

3.- RIESGO DE LESIONES

Ya lo dijimos, la preparación para un 42k es duro. El volumen de entrenamiento tiende a ser elevado y existe un riesgo considerable de que sufras alguna lesión durante ella.

Claro que cuanto mejor haces las cosas, menor será el riesgo. Pero, lamentablemente ningún maratonista está libre de riesgo. Ten cuidado.

4.- TU SISTEMA INMUNE PUEDE SUFRIR

Tu sistema inmune es la defensa natural del cuerpo contra las infecciones, como las bacterias y los virus.

Si tu sistema inmune esta débil y no puede luchar contra ellos, vas a enfermarte más, entrenar menos e inevitablemente disminuirá tu rendimiento.

Existe amplia evidencia de que correr a una intensidad moderada menos de 60 minutos (aproximadamente) tiende a fortalecer el sistema inmunológico de los corredores que están sanos.

También existen cada vez más pruebas de que el entrenamiento de alta intensidad y de larga duración tiende a reducir temporalmente la función de algunos tipos de células protectoras, creando una ventana abierta en la que los corredores tienen un mayor riesgo de enfermarse.

Finalmente, existe evidencia de que un incremento sustancial de la intensidad o volumen total de tu kilometraje puede debilitar tu sistema inmune  hasta que tu cuerpo tenga tiempo para adaptarse a la nueva carga de entrenamiento.

Básicamente, tu cuerpo se adapta a un determinado estímulo y carga de entrenamiento. . Si sueles correr 50 kilómetros semanales y en poco tiempo pasas a correr 100 kilómetros, no  solo tus músculos, articulaciones y demás estructuras sufrirán, tu sistema inmune también.

5.- MAL HUMOR

Aunque correr puede hacer que estés de excelente humor, los entrenamientos duros, el cansancio y alguna sesión que no salga tan bien como la has planeado puede hacer que tengas días de mal humor.

Recuerda nunca desesperar.

6.- VAS A NECESITAR MÁS ZAPATILLAS

Para algunas personas este punto es bueno. Para otras es un problema.

Al correr una buena cantidad de kilómetros por semana, tus zapatillas se van a gastar más rápidamente.

Inevitablemente, esto significará que deberás comprar algunos pares extra.

INCREÍBLE: La gran mentira de las zapatillas para correr y la amortiguación

7.- VAS A PERDER ALGO DE VELOCIDAD

Cuando estás tan concentrado en alcanzar tus metas de kilometraje y mejorar tu resistencia, es casi inevitable que vayas a perder algo de velocidad.

Claro que eso no significa que te conviertas en un corredor lento, pero si durante tu preparación intentas correr un 5k a la misma velocidad que lo hacías antes, vas a notar la diferencia.

Maratón: como hacer para no perder velocidad (o perder lo menos posible)

loading...
Loading...

COMENTARIOS

Sebastian Perez Lera

Sebastian Perez Lera

Sebastián es Editor Senior en Runfitners.com y 21.42runners.com. Maratonista, Finisher del Maratón de Chicago, New York y Berlín. Corredor apasionado y amante de la nutrición y fisiología del deporte. Cuando no entrena, piensa en entrenar.

Previous post

Piernas cansadas antes del maratón: ¿qué he hecho mal?

Next post

5 Consejos nutricionales que te ayudarán a recuperarte más rápido de una fractura