ConsejosLesiones

Cinco reglas de oro para lesionarte rápidamente

Las lesiones afectan a una enorme cantidad de corredores, arruinan temporadas deportivas y disminuyen el rendimiento de quienes las padecen.

Lamentablemente, el running y las lesiones, muchas veces van de la mano, ya que las estadísticas demuestran que una gran cantidad de corredores sufren lesiones durante al año.

Correr es una actividad física que, por sí misma, presenta dos grandes factores de riesgo: es un deporte de alto impacto y de movimientos repetitivos (por lo que los mismos músculos trabajan en forma constante).

Aunque el riego provocado por estos factores puede ser reducidos con conductas preventivas, son demasiados los corredores que cometen errores que los agravan y aumentan el riesgo de sufrir lesiones.

Para que evites estar fuera de pistas, a continuación,  te contamos las cinco reglas de oro para lesionarte rápidamente que deberías evitar:

1.- ENTRENAR DEMASIADO DURO

Encontrar el equilibrio entre los entrenamientos duros y los livianos, es el gran desafío de todo corredor y/o entrenador.

data-ad-format="rectangle"

Lamentablemente, esta tarea no es fácil, ya que múltiples factores intervienen en los rendimientos y capacidades de un corredor.

Uno de los factores importantes a tener en cuenta por todo corredor que desea mejorar, es saber qué tan duro entrenar.

Realizar entrenamientos duros excesivamente exigentes, puede ser peligroso y atentar contra los rendimientos y la salud; realizar entrenamientos duros que no representen un desafío, puede significar la falta de estímulos que obligue a tu cuerpo a mejorar.

Jamás realices dos entrenamientos duros en días consecutivos. ¿Que consideramos entrenamientos duros? Tempo, fondos, sesiones de velocidad, son algunas de las rutinas duras que nos tocarán en nuestro plan.

Alterna días duros, con días fáciles y así disfrutarás mas y pasarás menos tiempo lesionado.

2.- IGNORAR LAS SEÑALES DE TU CUERPO

Si no prestas atención a las señales que te da tu cuerpo para avisar que no estás recuperado y listo para afrontar un nuevo entrenamiento de elevado volumen o intensidad, es una forma de dirigirte en forma directa a una lesión.  Lo mismo sucede si cuando tienes las molestias previas a una lesión, continúas entrenando con la misma intensidad y frecuencia.

Aunque muchos no se dan cuenta, tu cuerpo suele darte muchísimas señales (dolores, molestias,etc) de que algo no está bien, antes de que se produzca una lesión.

El problema es que muchos corredores deciden no prestar atención a esas señales, ya que piensan “ya me voy a acostumbrar a ese dolor” o “no es nada”.

Muchos sienten que son “flojos” o “débiles” si tienen que parar durante un entrenamiento o creen que van a perder su forma física si se toman una semana de descanso.

Si sientes dolor, no corras. Si estás cansado y sientes las piernas molestas, modera tus entrenamientos  y evita los entrenamientos duros.  Aprende a distinguir el dolor del cansancio.

Tomarte un día de descanso es mucho mejor que tomarse una temporada entera en doctores y rehabilitación.

 


RELACIONADO

CUATRO HÁBITOS ALIMENTICIOS PARA EVITAR LESIONES


3.- NO TRABAJAR EN TU RECUPERACIÓN

Participar en sesiones de entrenamiento agotadoras, sin tomar ningún día de descanso o sin una rutina eficaz y adecuada para maximizar la recuperación, es otra regla de oro que te acercará a las lesiones.

Si estás en un constante estado de fatiga, no solo corres el riesgo de lesionarte, sino también de enfermarte.

Si quieres evitar lesiones, además de días de descanso, es importante que tengas una rutina de recuperación preparada para tí.

Hielo, masajes, compresión,  estiramientos y hasta la alimentación son algunos de los componentes esenciales de un buen plan de recuperación.

4.- DEMASIADO KILOMETRAJE

Los kilómetros que un corredor de fondo corre en sus entrenamientos,  son los cimientos (o deberían serlo) de una buena temporada deportiva.

La suma de los kilómetros que corres cada día, representan tu volumen de entrenamiento y a partir de él se pueden obtener muchas conclusiones sobre tu futuro deportivo.

Básicamente, si tu kilometraje es escaso, será muy difícil que llegues entero a la línea de meta; pero si es excesivo correrás el riesgo de no llegar a la línea de salida por culpa de una lesión.

Por ello, si deseas encontrarte libre de lesiones, te recomendamos que evites la tentación de sumar kilómetros demasiado rápido.

5.- NO ESTIRAR

Al terminar de correr nunca olvides realizar estiramientos completos, que si bien deben focalizarse en los miembros inferiores también recomendamos realizar estiramientos del resto del cuerpo.

Los estiramientos son de los mejores amigos que podemos tener para evitar lesiones, el problema es  que desafortunadamente demasiados corredores recién toman conciencia de su  importancia una vez que ya se han lesionado.

Si tienes poco tiempo, mejor correr unos minutos menos , antes que saltearte tus estiramientos.

loading...
Loading...

COMENTARIOS

RunFitners

RunFitners

RunFitners.com, es el sitio web donde encontrarás los mejores artículos sobre nutrición para runners, ejercicios y entrenamientos, motivación y todo lo necesario para que te conviertas en un mejor corredor.

Previous post

Tres cosas que no debes olvidar para empezar a correr

Next post

Desayuno de frutas, avena y chía para corredores