Correr es una espectacular actividad física, donde en cada kilómetro podemos exigir al máximo a nuestro cuerpo.

Sin embargo, el running no es sólo una cuestión física, sino también un desafío mental absoluto.

En esta nota, queremos contarte una experiencia que vivimos hace poco que nos ayudó para darnos cuenta de lo que es capaz la mente de un corredor.

La mente, el perro y el corredor

Corremos en las calles y conocemos los peligros a los que nos enfrentamos en cada uno de nuestros entrenamientos.

Los perros, son hermosas mascotas, pero a veces pueden reaccionar de la forma incorrecta cuando un desconocido corre rápidamente cerca suyo.

Un altercado con un perro, puede ser muy peligroso y por ello debemos estar atentos al pasar cerca de uno (conoce cómo un altercado con un perro dejó a Meb Keflezighi de una importante competición – aquí).

Ahora bien, entrando en nuestra historia, durante nuestro último entrenamiento de fondo tuvimos un inconveniente con un perro y su dueño.

Faltando sólo 2 kilómetros para terminar nuestro entrenamiento, cansados, con hambre y mentalizados en lo poco que faltaba para acabar, un perro sin correa de gran tamaño -pero cachorro-, se nos tiró encima para jugar (o eso pensamos).

Al no conocer al perro ni como podía reaccionar, le pedimos al dueño que lo detuviera, y así poder correr tranquilamente.

El dueño hizo caso omiso a nuestro pedido y el perro siguió tirándose encima nuestro (con gruñidos incluidos), lo que nos obligó a detenernos y solicitarle nuevamente al dueño que detuviera a su perro.

Con muy pocas ganas, el dueño tardó aproximádamente 1/2 minutos en hacerlo (una eternidad para un corredor que quiere correr y terminar su entrenamiento). Apenas pudimos comenzar a correr de forma segura, lo hicimos.

Al comenzar a correr, la ira había eliminado el cansancio que teníamos, el aire en nuestros pulmones entraba y salía con total facilidad y nuestras piernas se sentían como nuevas.

Al chequear la velocidad a la que estábamos corriendo, nos dimos cuenta que estábamos corriendo a un ritmo de 10k, sin ningún esfuerzo y como si recién comenzara nuestro entrenamiento. El cansancio había desaparecido.

Mas allá del mal momento que pasamos con el dueño y su perro, la experiencia nos sirvió nuevamente para confirmar que la Teoría del Control Central puede llegar a ser muy acertada y que el poder de nuestra mente es simplemente enorme.

¿Te ha pasado algo parecido?

Imagen

http://www.flickr.com/photos/orlandorob/6446616285

El sorprendente poder de la mente y los corredores | Reflexiones de un corredor

email

  • Miguel

    Noe s la ira, sino la adrelanina lo que provoca ese estado

  • http://www.facebook.com/arturoaliasboris.ojestomartinez Arturo Fuentes Ojesto Martínez

    Si ,me paso hace unos años,me faltaba igual poco para acabar y eran las 5am,calle muy sola y empece a oír como pasos detrás de mi ,muy cerca,y voltie y nada,regrese la vista y otra vez y esta vez los sentí ya sobre mi,aterrado voltie otra vez y me di cuenta que era mi cadena que se salió de la playera y hacia ese ruido en mi cuello,peto efectivamente corrí a un paso impresionante sin cansancio….y sí creo que Miguel tiene razón es la adrenalina.

    • http://runfitners.com/ RunFitners

      Dio miedo leer tu historiA! :)

      • http://www.facebook.com/arturoaliasboris.ojestomartinez Arturo Fuentes Ojesto Martínez

        Ja!,tengo una, si gruesa!….más temprano(4:30am),por ahí! un día les platico!

  • AlexMVE

    Me avergüenza un poco decirlo, pero a veces cuando voy corriendo, empiezo a pensar en las injusticias que se dan en mi país, en las autoridades corruptas, en los abusones que te topas día a día, en el incremento de impuestos y los nuevos impuestos que tengo que pagar,, empiezo a pensar en cosas que me dan mucho coraje y rabia, y de pronto, sin darme cuenta, voy corriendo a gran velocidad y sin apenas sentir cansancio. True story. Y me avergüenza porque una de mis intenciones al correr es escapar de esas preocupaciones, pero uno vive día a día con ellas que es díficil.

    • http://runfitners.com/ RunFitners

      Si te sirve para rendir al máximo no tienes nada de que avergonzarte! Igual probablemente, rindas todavía mas si tienes pensamientos positivos!
      Saludos!

  • mauro santinelli

    A mi me paso en la media maratón de la ciudad de rosario… yo en esto soy nuevo.. y voy aprendiendo carrera a carrera …. me compre unas zapatillas que corrí muy poco y en el km 5 se me empezó a ampollar mi pie derecho… y a doler mucho… pero logre neutralizar el dolor y con la bronca de que me este pasando justo en esa maratón … seguí corriendo sin que me importara nada .. y así y todo baje 10 minutos de mi ultima maraton que corri de 21 km … pero si la mente es fundamental en esto.

  • carlos morales

    puede ser eso, o puede ser que el minuto y algo que estuvieron detenidos pues les sirvio para descansar, o una combinacion de las dos cosas. definitivamente el poder de la mente es algo que en el running, en el tenis, en el futbol…. en la vida es muy muy muy importante y determinante.

  • Roberto R Chalita

    Era domingo estaba nublado y habia un viento humedo. En esos dias las ventas no estaban muy bien y me estaba sintiendome un poco decaido. Decidi hacer algo diferente y me propuse varias metas alcansables para levantar el animo y el optimismo.
    Aunque las condiciones del clima no eran las mejores sabia que tenia que hacer algo, no queria regresar al trabajo decaido, en menos de nada ya tenia mis shores,franela y zapatos de goma puestos y en camino a mi meta. No habian pasado una milla y me di cuenta que no estaba avanzando tenia un viento e frente de aproximado de 4 millas por hora, seguia empujando pero ya me habia utilizado mucha energia para mantener ritmo.Estaba a punto de regresarme ya tenia una buena escusa. Cuando de pronto mis HIjas y exwife pasanban por el sitio siguiendo mi odisea, gritando dale papi,dale pa. Dentro de la verguenza que me acompanaba y la parte heroica que vive en nosotros los padres no tenia otro remedio que seguir adelante apesar de mi condicion fisica de aquel momento.
    Empeze a pensar cosas agradables para atraer energia a mi cuerpo, dentro de un rato esos pensamientos ya no tenian efecto ninguno.otros pensamientos convinados con recuerdos gratos aparecieron en mi mente ovedeciendo la orden de generar energia a toda costa.tanto fue asi que llegue a mi juvnetud cuando entrenaba para enrrique reyes en el dojo de cafeta, podia oir los kiais y la euforia de los companeros practicando. cuando ya estaba ya cerca de la meta mis hijas tenian agua y gritando dale pa tu puedes, me preguntaba si era la cara de exausto o la emocion de que era yo el eroe de la pelicula. Bueno ya viendo la meta con mis propios ojos, empeze a correr y correr mas duro a un paso preocupante para como se encontraba mi cuerpo en ese momento haciendo caso omiso y dejandome llebar por la emotion, pase la meta corriendo a todo lo que ponia y me voltie corriendo hacia atras pero viendo como se alejaba la meta mientras pensaba,hoy yo gane y tu meta ya no ers un sueno sino una victoria mas, Hoy lo logre.. lleno de victoria y mis hijas gritando al lado de la avenida nome quedo mas que sonreir y disfrutar del resto. Linda experiencia

  • Fernandoleon

    Un día entrenando ascenso a Monserrate (Bogotá) a buen ritmo, luego de unos 18 minutos me sentí bastante fatigado. De repente salieron de la maleza, muy cerca, dos tipos corriendo y me asusté mucho, pues el lugar estaba desierto.. Instantáneamente aceleré el ritmo y corrí ese último kilómetro increíblemente rápido, como obligado y me olvidé del dolor muscular y la fatiga.

    • http://runfitners.com/ RunFitners

      Que miedo!!! Gracias por compartir tu historia!

  • Guest

    Si, y ahora entiendo porque en una ocasión iba trotando y veo que mas adelante tres sujetos se pararon en frente de por donde iba, lo que en principio simplemente me molesto porque interprete como que no querían dejar un hueco para dejarme pasar de puro antipáticos (como dices, al correr, parar o bajar la velocidad por mas de un segundo, es una eternidad) hasta que cuando ya estoy en frente de ellos, uno me apunta con una pistola (no se si de verdad lo era o no, claro) y me dice que le entregue todo. Entonces doy una vuelta y por suerte no venían autos, así que me tiro a la vereda del otro lado. El punto es que cuando paso eso me sentía mas bien cansado pero debido al momento corrí lo mas rápido que podía y al ver que no se molestaron en perseguirme, baje la velocidad, sin embargo me di cuenta que eso como que “me activo” y pude completar la vuelta a casa con la misma velocidad rápida con la que antes, les había esquivado cuando me apuntaron (pese a que como digo, cuando paso eso, me sentía mas bien lento por el cansancio).

    • http://runfitners.com/ RunFitners

      Muchas gracias por compartir tu historia! Nos alegramos que nada te haya pasado!

  • Camilo Cuevas

    Si, y ahora entiendo porque en una ocasión iba trotando y veo que mas adelante tres sujetos se pararon en frente de por donde iba, lo que en principio simplemente me molesto porque interprete como que no querían dejar un hueco para dejarme pasar de puro antipáticos (como dices, al correr, parar o bajar la velocidad por mas de un segundo, es una eternidad) hasta que cuando ya estoy en frente de ellos, uno me apunta con una pistola (no se si de verdad lo era o no, claro) y me dice que le entregue todo. Entonces doy una vuelta y por suerte no venían autos, así que me tiro a la vereda del otro lado. El punto es que cuando paso eso me sentía mas bien cansado pero debido al momento corrí lo mas rápido que podía y al ver que no se molestaron en perseguirme, baje la velocidad, sin embargo me di cuenta que eso como que “me activo” y pude completar la vuelta a casa con la misma velocidad rápida con la que antes, les había esquivado cuando me apuntaron (pese a que como digo, antes de ese momento, me sentía mas bien lento por el cansancio).